Novedades

Renegade 4xe y Compass 4xe: La marca Jeep® apuesta por el híbrido enchufable

Renegade 4xe y Compass 4xe son los primeros modelos electrificados de Jeep en la región EMEA

La tecnología híbrida enchufable convierte a los nuevos SUV Jeep 4xe en pioneros de la evolución ecológica de la marca
Los nuevos modelos Jeep 4xe implican que el futuro de la marca está conectado, electrificado, es divertido de conducir y está equipado con tecnología ecológica

Los modelos 4xe pueden ser 100 % eléctricos e ideales para conducir a diario por la ciudad, gracias a una batería de 11,4 kWh combinada con un motor eléctrico de 60 CV, que garantiza una autonomía media de 50 km y cero emisiones en modo totalmente eléctrico*

Ambos modelos son 100 % auténticos vehículos Jeep 4×4: con dos motores eléctricos con Powerloop, la tracción total siempre está disponible para afrontar aventuras todoterreno en superficies extremas con total tranquilidad

4xe significa prestaciones mejoradas (hasta 240 CV), diversión al volante (velocidad máxima de 130 km/h en modo totalmente eléctrico que alcanza los 200 km/h en modo híbrido), eficiencia de combustible (consumo de aproximadamente 2 l/100 km en modo híbrido) y responsabilidad medioambiental (menos de 50 g/km de CO2 en modo híbrido)

Los pedidos del Renegade 4xe y Compass 4xe se han abierto en julio en la mayoría de los mercados europeos

Los modelos Jeep 4xe debutarán en los concesionarios Jeep de Europa en septiembre con tres niveles de equipamiento: ‘Limited’, ‘S’ y ‘Trailhawk’, dos niveles de potencia (190 o 240 CV), un conjunto de características tecnológicas y de seguridad, nuevas y exclusivas funciones de conducción eléctrica y soluciones de recarga pública y en casa con easyWallbox
Se ha creado un ecosistema integrado de funcionalidad, conectividad y servicios para garantizar simplicidad y facilidad de uso, y llevar a los clientes al mundo de la electrificación, desde la elección de un vehículo Jeep 4xe a la experiencia de conducción diaria. Esta es la valiosa contribución del equipo e-Mobility de FCA, que coordina todas las actividades relacionadas con la movilidad eléctrica.

La evolución de la marca Jeep refleja puramente sus valores fundamentales de libertad, aventura, autenticidad y pasión, los pilares de su reputación en todo el mundo. La fase más reciente del viaje evolutivo de Jeep ha tenido lugar en el mundo de la electrificación, llevándose a cabo a través de diferentes etapas que han marcado el enfoque de la marca hacia una solución de propulsión híbrida enchufable, capaz de mejorar la legendaria capacidad todoterreno de su gama de vehículos SUV.

Su capacidad todoterreno de renombre mundial ha perdurado desde entonces. El confort, la maniobrabilidad y la conectividad se han incrementado con el tiempo, en paralelo con las prestaciones sobre cualquier superficie de los SUV Jeep. Ahora la marca Jeep está dando otro gran paso evolutivo hacia el respeto del medio ambiente y la reducción del coste total de propiedad, presentando los nuevos vehículos híbridos enchufables Renegade 4xe y Compass 4xe.

Una solución híbrida sin compromisos, que integra el incomparable contenido técnico de cada SUV Jeep, impulsará tanto al Jeep Renegade 4xe como al Jeep Compass 4xe y los convertirá en vehículos que brindan una libertad absoluta, además de elevar aún más su capacidad mediante algunas de las tecnologías ecológicas más avanzadas. Es ‘el camino Jeep’ hacia la electrificación.

4xe

Cada vehículo Jeep híbrido enchufable llevará un emblema 4xe que se centra en los pilares de eficiencia, prestaciones y responsabilidad. Serán los SUV Jeep más eficientes en consumo de combustible: la nueva tecnología 4xe ofrecerá un motor cero emisiones y una gama de nuevos modelos eléctricos híbridos enchufables que proporcionan autonomía y recarga fácil.

La eficiencia no se logra a expensas de las prestaciones. Cada vehículo Jeep 4xe se mantiene fiel a su vocación todoterreno, además de mejorar la experiencia de conducción en carretera, con una respuesta y una aceleración suaves.

El mayor par generado por el sistema de propulsión eléctrica y la capacidad de ajustarlo con suma precisión aseguran una capacidad de tracción en las cuatro ruedas aún mayor en cualquier superficie, para aventuras todoterreno complicadas.

Finalmente, 4xe representa la responsabilidad y el respeto por el medio ambiente. Gracias a la tecnología eléctrica híbrida enchufable, las emisiones de CO2 son inferiores a 50 g/km en modo híbrido* y se reduce el coste total de propiedad.

Pero el enfoque de la marca Jeep en la sostenibilidad va más allá y comienza incluso antes de que estos vehículos salgan a la carretera, gracias a un ciclo de fabricación diseñado para minimizar el impacto ambiental.

La evolución todoterreno

El estreno mundial de los pioneros SUV Jeep electrificados tuvo lugar durante el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra de 2019. Se eligió este prestigioso escenario para esta importante revelación, mientras se desarrollaban los modelos, incluida la configuración de sus líneas de producción. El Jeep Renegade 4xe y el Jeep Compass 4xe se producen en la planta de FCA en Melfi (Basilicata – Italia), donde se ha producido el Jeep Renegade desde 2014. La Plant Academy, un caldo de cultivo para ideas y experimentos, y una «fábrica de talentos» para desarrollar el potencial del personal se creó en la fábrica de Melfi ese mismo año y desde entonces ha contribuido de manera decisiva a la estrategia de electrificación de FCA. Mientras tanto, su ejemplo ha inspirado a muchas otras fábricas de FCA a abrir sus propias Plant Academies. El centro industrial en la Basilicata ha sido la elección natural para producir los primeros modelos Jeep híbridos enchufables en la región EMEA, que han escrito un nuevo capítulo en la historia de la marca.

Aunque la producción de los SUV Jeep 4xe está en Melfi, la primera fábrica de Jeep de ciclo completo fuera de Norteamérica, el proceso de desarrollo ha culminado en los campos de pruebas de Arjeplog, en la Laponia sueca. Se han realizado hasta 3800 kilómetros de ensayos en carretera para llegar a Arjeplog desde Turín y poner a prueba los SUV híbridos enchufables de Jeep en todas las condiciones a las que podrían enfrentarse los clientes. Se ha aplicado un compromiso constante y se han llevado a cabo una serie de actividades complejas para garantizar la calidad, seguridad, fiabilidad y confort en todas las condiciones. La nueva tecnología eléctrica híbrida enchufable eleva la capacidad de los SUV Jeep. Por un lado, aumenta aún más la destreza todoterreno; por otro, mejora el rendimiento en carretera en la conducción diaria. Los modelos no solo están en su elemento sobre arena, barro, rocas, nievo o hielo: su capacidad y placer de conducción también brillan en la ciudad.

Las pruebas continuaron en el invierno de 2019 en Arjeplog y durante el tan esperado evento Jeep Winter en Champoluc (Val d’Aosta, Italia), donde se pudo echar un vistazo al funcionamiento del sistema 4xe gracias de un corte transversal del Jeep Renegade expuesto. A principios de 2020 se dio la bienvenida a las «First Edition», las ediciones de lanzamiento exclusivas para el Jeep Renegade 4xe y Jeep Compass 4xe. Los clientes que ya habían efectuado la reserva previa en la web específica, tuvieron la oportunidad de confirmar su pedido y ser los primeros en conducir un modelo Jeep 4xe (se recogieron más de mil pedidos en ocho mercados con más de cien mil visitas a la página web). Los pedidos de la gama completa del Renegade 4xe y Compass 4xe se han abierto para los clientes de toda Europa en julio.

Este es un paso importante en el proceso evolutivo de la marca que está más orientado que nunca hacia la sostenibilidad y la electrificación. Una evolución en línea con la historia de Jeep, que es por tradición una de las marcas más en contacto con la naturaleza. Cada SUV Jeep se ha creado para llevar a los clientes a lugares que de otro modo serían inaccesibles y, a partir de hoy, pueden seguir haciéndolo con cero emisiones, sin ruido y de una manera consciente, responsable y sostenible.

Líder en tecnología todoterreno y ecológica

La electrificación llevará a la marca Jeep al futuro, esforzándose por convertirse en líder en tecnología premium respetuosa con el medio ambiente. Este compromiso comienza en Italia y Europa, donde se producen los modelos híbridos enchufables Renegade y Compass con tecnología Jeep 4xe.

Cortesía de la tecnología híbrida enchufable, los nuevos modelos 4xe ofrecen las mejores prestaciones y la mejor dinámica de conducción de cualquier Jeep Renegade y Compass. Literalmente son capaces de «ir a cualquier parte y hacer cualquier cosa», citando el conocido eslogan de la marca y presentan la legendaria capacidad 4×4 mejorada en casi 80 años de historia.

Además, son vehículos ideales para conducir a diario por la ciudad, gracias a la tecnología eléctrica híbrida enchufable que en modo totalmente eléctrico permite a los clientes circular con cero emisiones y una autonomía media de 50 km*.

En trayectos más largos, con el motor de combustión interna, las emisiones de CO2 son inferiores a 50 g/km en modo híbrido*. En el caso de una conducción todoterreno prolongada, los dos motores eléctricos con Powerloop aseguran que la tracción eAWD esté siempre disponible para disfrutar de aventuras extremas con cero preocupaciones. Los vehículos eléctricos Jeep serán los modelos Jeep más eficientes y responsables con el medio ambiente de la historia, y representarán una visión moderna de su legendaria capacidad, proporcionando el equilibrio perfecto entre eficiencia, diversión al volante, seguridad y respeto por el medio ambiente.

Los detalles de diseño ‘azul’ caracterizan los nuevos Renegade y Compass 4xe

En el exterior, los nuevos modelos Jeep 4xe mantienen muchos de los mismos detalles de diseño que sus versiones de motor de combustión interna, pero se destacan gracias al llamativo color azul en el emblema delantero «Jeep» y los emblemas traseros «4xe» y «Jeep». Los tonos azules también adornan los emblemas laterales con los nombres Renegade y Compass. El puerto de carga cuenta con una tapa de apertura/cierre de presión y se encuentra en la parte trasera izquierda del vehículo.

El contenido exclusivo hace que los modelos Jeep 4xe sean los SUV Jeep de más alta tecnología. En el habitáculo, se ofrece una pantalla a color TFT de 7 pulgadas y Uconnect NAV con pantalla táctil de 8,4 pulgadas, Apple CarPlay, Android Auto y radio DAB (según el mercado). Ambas muestran información específica para la conducción electrificada.

Los modelos 4xe también cuentan con un nuevo selector del cambio automático de seis velocidades, control rotativo Selec-Terrain actualizado con modos eAWD (4WD Lock, 4WD Low y Hill Descent Control) para activar los diferentes modos de conducción: Auto, Snow, Mud&Sand y Rock, incluyendo el nuevo modo Sport para una mejor respuesta de la dirección y el acelerador, exclusivo de los modelos Renegade y Compass 4xe. Los detalles en color negro adornan las salidas de ventilación, los altavoces y los marcos de la consola central en los equipamientos Limited y S, mientras que el acabado Trailhawk luce marcos en color Rojo Rubí.

Jeep Renegade y Jeep Compass 4xe, potencia y prestaciones

Tanto el Jeep Renegade 4xe como el Compass 4xe combinan un motor turbo de gasolina de 1.3 litros con un motor eléctrico ubicado en el eje trasero, que funciona con una batería de 11,4 kWh que se puede recargar mientras se conduce o usando una toma de corriente externa, ya sea en casa con un enchufe normal, usando el eficiente y práctico easyWallbox o el más avanzado Connected Wallbox, o en un punto de recarga público. Por sí solo, el eficiente motor turbo de 1.3 litros desarrolla una potencia de 130 o 180 CV, más los 60 CV producidos por el motor eléctrico, sumando un total de 190 CV (versión Limited) o 240 CV (Trailhawk y S). En términos de par, el motor eléctrico produce 250 Nm, mientras que el motor de combustión desarrolla 270 Nm. La combinación de un motor de combustión interna y la unidad eléctrica garantiza unas prestaciones y un placer de conducción extraordinarios: aceleración de 0 a 100 km/h en aproximadamente 7,5 segundos, velocidad máxima de 130 km/h en modo totalmente eléctrico y hasta 200 km/h en modo híbrido.

Una gama completa

La nueva gama Jeep Renegade 4xe y Jeep Compass 4xe incluye tres niveles de equipamiento (Limited, S y Trailhawk), todos con tracción en las cuatro ruedas (eAWD) y cambio automático de seis velocidades, y dos niveles de potencia: 190 o 240 CV.

Hay disponible una amplia gama de opciones de personalización, con hasta 18 colores exteriores diferentes para el Renegade y 22 para el Compass. Los colores exteriores incluyen el Blanco Alpine, Glacier, Granite Crystal, Jetset Blue, Azul Shade, Gris Sting, Rojo Colorado, Negro Carbon y el Negro Solid, más 3 colores específicos para el Renegade: Bikini y Naranja Omaha (ambos en todos los niveles de acabado excepto el S) y el Matt Green (solo en el Trailhawk). Tres colores adicionales son exclusivos del Compass: Marfil tricapa, Azul Italia y Techno Green. Además, hay disponibles hasta seis llantas específicas para el Renegade 4xe y siete para el Compass 4xe.

Seguridad

En términos de seguridad, los nuevos modelos 4xe vienen con los sistemas ADAS más avanzados del mercado, como los faros Full LED de alta visibilidad (de serie u opcionales en el Renegade según la versión) y los faros bi-Xenón (en el Compass); son de serie el Aviso de colisión frontal y el Aviso de salida de carril Plus, el Asistente inteligente de velocidad y el Reconocimiento de señales de tráfico (solo en el Renegade), y los sensores de aparcamiento delanteros (opcionales en el Compass) y traseros. Las características de seguridad disponibles incluyen Detector de ángulo muerto, cámara de visión trasera ParkView con líneas de cuadrícula dinámicas, sistema de ayuda al aparcar automático y Keyless Go. El Jeep Renegade 4xe también presenta como característica de serie el nuevo sistema para detectar si el conductor tiene sueño, que se ofrece por primera vez en un modelo Jeep.

INGENIERÍA

Diseño y funcionamiento de la motorización híbrida Jeep 4xe

La motorización del Jeep Renegade 4xe y Jeep Compass 4xe integra dos motores eléctricos y una batería de 11,4 kWh, con un eficiente motor turbo de gasolina de 1.3 litros y un cambio automático de seis velocidades. Esta arquitectura proporciona dos coches en uno: un vehículo eléctrico de batería que cuenta con un motor eléctrico y un paquete de baterías de iones de litio de alto voltaje en el eje trasero, y un vehículo convencional con un motor de combustión interna montado en el eje delantero.

Los elementos clave de la motorización del Renegade y Compass 4xe son:

Un motor de combustión interna turbo de cuatro cilindros y 1.3 litros que desarrolla 130 o 180 CV y 270 Nm de par.

Dos motores eléctricos, uno de los cuales está ubicado en el eje delantero y se combina con el motor de combustión interna que, además de trabajar en sinergia con el motor, puede actuar como un generador de alto voltaje, según sea necesario. El segundo se encuentra en el eje trasero y dispone de engranaje reductor y diferencial integrado («e-axle»). Desarrolla 60 CV de potencia y 250 Nm de par, generando tracción y recuperando energía durante el frenado.
Un paquete de baterías de 11,4 kWh, 400 voltios, iones de litio, níquel-manganeso-cobalto alimenta el e-axle y está ubicado en una posición segura debajo del asiento de la segunda fila.
Se monta también un módulo integrado de tamaño compacto para controlar la carga de las baterías de alto voltaje y la batería convencional de 12 V del coche.
La potencia combinada de las dos fuentes de energía (eléctrica y térmica) desarrolla 190 o 240 CV.