Eléctricos

El Mustang Mach-E es el primer Ford en mejorar la precisión de los cálculos de autonomía usando la conectividad en la Nube

El Mustang Mach-E ayuda a reducir las paradas imprevistas para recargar la batería con el nuevo e innovador sistema de Autonomía Inteligente, que predice con mayor precisión la autonomía de los conductores utilizando el comportamiento de conducción en el pasado, las previsiones meteorológicas y los datos de otros vehículos Mustang Mach-E

Una futura actualización inalámbrica permitirá realizar predicciones sobre los vehículos conectados aún más precisas, incluyendo la capacidad de tener en cuenta las condiciones de tráfico en tiempo real, el terreno y la elevación de una ruta determinada y otros factores, permitiendo a los conductores saber si necesitan anticipar una parada de recarga

En caso de que un cliente se quede sin carga, el programa de Asistencia en Carretera para Vehículos Eléctricos remolcará su vehículo a su casa, al punto de recarga público más cercano o a un concesionario Ford certificado para vehículos eléctricos

Ford entiende que, para los propietarios de vehículos eléctricos, eliminar la inseguridad de cuándo y dónde tendrán que realizar la próxima recarga de batería proporciona confianza y tranquilidad. Es por ello que el nuevo Mustang Mach-E viene equipado con una función que ayuda a predecir con mayor precisión la autonomía restante. Función que, además, mejora con el tiempo.

La Autonomía Inteligente del Mustang Mach-E puede calcular con precisión cuántos kilómetros de autonomía le quedan al SUV totalmente eléctrico, lo que ayuda a reducir inseguridades sobre cuándo y dónde pueden recargar los clientes.

“Los clientes de vehículos eléctricos necesitan poder confiar en sus cálculos de autonomía”, ha asegurado Darren Palmer, director global de Ford para vehículos eléctricos de batería. “La gente quiere tener la confianza de que van a llegar a donde necesitan, ya sea en un trayecto por carretera o volviendo a casa del trabajo. Nuestra nueva función de autonomía inteligente ayuda a asegurar que los propietarios de Mustang Mach-E de todo el mundo sepan en qué situación se encuentran en todo momento para que puedan disfrutar del viaje”.

La Autonomía Inteligente calculará la autonomía restante basándose en el comportamiento previo del conductor al volante y en las condiciones meteorológicas previstas, aprovechando la Nube para predecir cuánta energía se utilizará en la conducción futura. El sistema de batería del vehículo informa de cuánta energía está disponible, mientras que el módulo del motor hace un seguimiento de cuánta energía se está utilizando. Un clima más cálido o más frío puede afectar a la autonomía total, por lo que la Autonomía Inteligente toma eso en consideración también, actualizando la autonomía estimada a lo largo del recorrido.

Los datos de otros vehículos eléctricos de Ford conectados que eligen compartir su información en carretera pueden mejorar considerablemente las estimaciones. El SUV totalmente eléctrico puede rastrear cuánta energía se usa en diferentes circunstancias, incluyendo velocidad, terreno y condiciones climáticas variables, así que puede usar los promedios del conjunto de todas las
unidades de Mustang Mach-E para mejorar los cálculos de autonomía- incluso para rutas y condiciones que un cliente individual nunca ha experimentado antes.

Si la autonomía se ve afectada de manera notable por cualquier factor al comienzo de un trayecto, los clientes recibirán una notificación en su cuadro digital destacando el nuevo cálculo de autonomía y los detalles acerca de por qué este ha cambiado.

En caso de que un Mustang Mach-E se quede sin carga, el programa de Asistencia en Carretera para Vehículos Eléctricos remolcará a los clientes a su punto de carga más cercano, que puede ser una ubicación de la red de carga FordPass, un concesionario Ford certificado para vehículos eléctricos, la residencia del cliente o el punto de carga público más cercano.

Ford actualizará la Autonomía Inteligente por vía inalámbrica, haciendo que ofrezca capacidades de predicción aún más precisas para el Mustang Mach-E conectado, manteniendo al SUV totalmente eléctrico de Ford a la vanguardia de la tecnología. Una futura actualización permitirá al Mustang Mach-E aprovechar aún más las capacidades conectadas a la Nube, permitiéndole tener en cuenta las condiciones de tráfico en tiempo real, el desnivel de la carretera, el terreno y la elevación de una ruta determinada, e incluso la temperatura en su destino final.

“Los cambios en el comportamiento del conductor y el medio ambiente pueden repercutir en la autonomía, razón por la cual otros vehículos eléctricos suelen experimentar importantes ajustes en ella”, cuenta Mark Poll, gerente de Experiencia de Usuario de Recarga de Vehículos Eléctricos de Ford Motor Company. “Ford está aprovechando el poder de la nube para realizar estimaciones aún más precisas, reduciendo la necesidad de paradas de recarga inesperadas y ayudando a reducir el estrés derivado de ello en los clientes”.

El Mustang Mach-E totalmente eléctrico, con una autonomía de conducción puramente eléctrica de hasta 600 km según el Procedimiento de Prueba de Vehículos Ligeros Armonizado Mundial (WLTP), encabeza la gama de vehículos electrificados de Ford en rápida expansión y es uno de los 18 nuevos vehículos electrificados que la compañía está lanzando en Europa de aquí a finales de 2021.