Deportes

La FALP busca soluciones conjuntas con Gobierno y Cabildo para asegurar la actividad en Fuerteventura

El presidente de la FALP, Miguel Angel Domínguez, ha realizado diferentes contactos a lo largo de esta semana para buscar el consenso que solucione el futuro de las actividades del automovilismo en la isla de Fuerteventura.

Unas gestiones que tuvieron su principal encuentro el pasado jueves, en una reunión con el presidente del Cabildo Insular, Sergio Lloret. Contó con la participación de Lola García, consejera de Hacienda y Medio Ambiente; y Claudio Gutiérrez, consejero de Deportes y Caza, además de los presidentes de la Escudería Maxo Sport, Miguel Angel Guerra, el ya señalado presidente de la Federación de Automovilismo de Las Palmas y un pequeño grupo de pilotos.

El Cabildo de Fuerteventura mostró su «total apoyo» a las demandas del organizador de los eventos del automovilismo en la isla y a los de la propia FALP, cuyo futuro ha quedado en el aire tras los últimos acontecimientos relacionados con la ordenanza que regula las actividades del motor en los espacios naturales. En nuestro caso, los rallys y slaloms en tierra, la especialidad más tradicional en el automovilismo de Fuerteventura, que ya tiene 35 años de historia.

Tras la suspensión cautelar del acuerdo plenario del Cabildo, que aprobó el cambio de la ordenanza reguladora de la red de rutas en el medio natural, donde se regula la circulación de quads, buggies, motos de trial, enduro, cross y vehículos de naturaleza similar en los espacios naturales protegidos incluidos en la Red Natura 2000, especialmente las Zonas de Especial Protección para las Aves (Zepa), el automovilismo ha solicitado a las administraciones públicas la búsqueda de soluciones, para no poner en «grave peligro» la celebración del calendario previsto en Fuerteventura. Y es que son solamente seis competiciones, que además se disputarán en la segunda parte del año para afectar lo menos posible la biodiversidad de la isla.

Tanto desde el Cabildo como desde la FALP y la Escudería Maxo Sport, se puso de manifiesto en la citada reunión de la necesidad de alcanzar acuerdos con el Gobierno de Canarias “porque la única solución posible ahora es que se retire el contencioso”, pues se considera que con esta suspensión del reglamento, ahora mismo “no existe limitación para que estos vehículos a motor entren en esas zonas protegidas”.

El presidente del Cabildo de Fuerteventura se comprometió a que se “inicie un nuevo procedimiento, sin entrar en discusión con el Gobierno de Canarias, con la misma modificación de la ordenanza pero sometiéndose a evaluación ambiental, si eso es lo que genera el consenso entre las dos administraciones, pero que se retire el contencioso y que durante esta temporada siga vigente la ordenanza que tenemos para que se lleven a cabo las pruebas previstas en el calendario”, afirmó Sergio Lloret ante los representantes del colectivo del motor.

También se puso de manifiesto, por parte de la consejera del área medioambiental, que «esta es una ordenanza prioritaria para regular esta actividad, atendiendo siempre a los pertinentes informes medioambientales y que la modificación de la ordenanza fue sometida además a un periodo de exposición pública, persiguiendo siempre la coordinación entre administraciones y los agentes implicados», añadió Lola García.

Las primeras citas del calendario majorero afectadas están previstas para el 31 de julio con el Slalom Salinas del Carmen y a finales de agosto el Rallye de Antigua.