Deportes

Juan Carlos Brito pulveriza el récord y conquista Palo Blanco

La Escudería Daute Realejos celebró este sábado la X Subida a Palo Blanco, con el tradicional arrope de la gran familia del automovilismo canario.

La carretera insular TF-326 volvió a convertirse en escenario principal de la prueba, en una jornada marcada por el frío, y con el acecho permanente de la lluvia. Aunque el listado oficial de inscritos estaba conformado por 66 vehículos, finalmente solo 43 lograron alcanzar la línea de meta.

El piloto Juan Carlos Brito logró alzarse con el puesto más alto del podio de la categoría de velocidad, a los mandos de su flamante Ford Fiesta R5. La plata quedó en manos de Pedro Javier Afonso y su Ford Fiesta EVO II, mientras que la tercera posición fue para José Alberto Díaz Molina y su Porsche 997 GT3.

En la categoría II, la barqueta Silver Car S3 de Javier Afonso se llevó todo el protagonismo del podio. Sucedió algo similar en la categoría III, donde Óscar Díaz y su BRC 02 lograron subir a lo más alto. El piloto Arunzú Quintero sufrió una aparatosa salida en la primera manga oficial, lo que le obligó a abandonar la carrera. En cuanto a la Regularidad Sport, los campeones fueron Ubay Ravelo y Gustavo Martín, seguidos por la pareja formada por Rubén Romero y José Aythami García. Jesús Abel Quintero y Daniel Quintero consiguieron el título único de la Regularidad.

En cuanto a clases se refiere, los vencedores de las mismas fueron Yeray Pérez (clase 1); José González (clase 2); Zacarías León (clase 3); Rubén Martín (clase 4); Félix David Alonso (5A); Alexis Fariña (5B); Enrique de la Cruz (5C) y Walter Delgado (clase 6),

El acto de entrega de trofeos también sirvió de escenario para entregar las distinciones de la 3ª Copa Tenerife Turbo Club, con los Renault 5 GT Turbo como protagonistas indiscutibles. Gabriel Quintero (1º), José Luis Barrios (2º) y Osmundo Ramírez (3º) fueron los más rápidos del grupo II. José Antonio González (1º) y Luis Hernández (2º) subieron a lo más alto del podio del grupo I.

En la tanda de trofeos de la familia de la Escudería Daute Realejos, Javier Afonso ocupó el puesto más alto del podio, seguido en este orden por Pedro Javier Afonso, José Alberto Díaz, Rubén Martín y Yeray Pérez.

La entrega de trofeos se llevó a cabo en la plaza de la Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores (Palo Blanco), con la presencia del presidente de la escudería Daute – Realejos, Celestino Díaz; el director insular de Carreteras del Cabildo de Tenerife, Tomás García; el concejal de Deportes de Los Realejos, Benito Dévora; el presidente de la Federación Canaria de Automovilismo, Benito Rodríguez; y el presidente de la FIASCT, Francisco Negrín.

Celestino Díaz tomó la palabra para agradecer un año más el apoyo de todos los equipos, personal de la organización, administraciones públicas, patrocinadores, medios de comunicación, y aficionados, de quienes destacó su actitud ejemplar e intachable durante toda la prueba.

Más de tres mil aficionados siguieron en directo y a pie de la carretera principal de Palo Blanco los entrenos oficiales y las dos pasadas de 5,5 km cada una, integradas en el programa de la subida.