Sociedad

Las ventas en el mercado del automóvil continúan muy lejos de las cifras preCovid

Las ventas en el mercado de turismos y todoterreno del pasado mes de enero, aumentan con respecto a enero de 2021 gracias al tirón del Rent a Car, pero caen un 39% con respecto a enero de 2019

Las ventas a particulares siguen desplomadas respecto a 2019 con un 49% de caída

“Estamos mejor que en 2020 y en 2021, pero hablamos de años pandémicos, sin embargo estamos muy lejos de recuperar la salud normal que tenía nuestro sector en 2019”, ha asegurado Manuel Sánchez, presidente de Faconauto Canarias

La automoción estrena nuevo año, pero 2022 ha comenzado alejándose aún más de las cifras de ventas anteriores a la pandemia. En el primer mes de 2022, las matriculaciones de turismos y 4×4 se desploman un 39% si las comparamos con las ventas de enero de 2019 y llegan al 49% de caída en el canal particular. El batacazo preocupa a la patronal canaria de concesionarios, que ve como el mercado no termina de remontar los efectos de la Covid-19. “Estamos mejor que en 2020 y en 2021, pero hablamos de años pandémicos, sin embargo estamos muy lejos de recuperar el estado de salud normal que tenía nuestro sector en 2019”, asegura el presidente de Faconauto Canarias, Manuel Sánchez.

Así se desprende del análisis de la comparativa 2022 vs 2021, donde el crecimiento durante el pasado mes de enero sí es manifiestamente positivo. Las matriculaciones crecen un 69%, con 2.274 turismos y todoterreno matriculados. El porqué de este crecimiento exponencial reside en el canal de las alquiladoras, que registraron 476 matriculaciones el pasado mes de enero, frente a las 0 matriculaciones registradas en enero de 2021. La reactivación del turismo vuelve a tirar de los concesionarios canarios y, en definitiva, de la economía de las islas.

En el resto de canales, las ventas crecen ligeramente un 8,82% respecto a enero de 2021 por parte de las pymes, con 432 unidades matriculadas. Las ventas a particulares aumentan el pasado mes de enero un 44% respecto a enero de 2021, pero se desploman un 49% con respecto a 2019 y, a juicio de la patronal, este es el verdadero termómetro del sector.

La crisis de los semiconductores seguirá lastrando las ventas en el mercado del automóvil, y sus consecuencias comienzan a notarse también en el mercado de los vehículos de ocasión que ya sufren la falta de stock y el consiguiente encarecimiento del precio de los vehículos. El nuevo año, tal y como asegura Manuel Sánchez, no será el año de la recuperación: “2022 no será el año de la esperada recuperación. El primer semestre estará marcado por la incertidumbre y la falta de stock, como consecuencia de la crisis de los semiconductores. El modelo predictivo que hasta ahora utilizábamos no nos va a servir teniendo en cuenta los tiempos de producción de las fábricas, por tanto hablar de previsiones a corto y medio plazo es complicado”.

Pese a todo, la patronal canaria sigue reclamando un plan real de ayudas, para incentivar las ventas una vez superada la falta de stock. “A pesar de la falta de stock, necesitamos activar ayudas reales para nuestros clientes que sieguen atravesando por una situación económica muy complicada, más aún si queremos cumplir con los objetivos que marca Europa respecto a la electrificación total del parque”, explica el presidente de la patronal canaria tras conocer los datos del primer mes del año.

En el resto de segmentos, los vehículos comerciales caen un 47,7% respecto a enero de 2021 y un 63% respecto a enero de 2019. El pasado mes de enero se matricularon 366 vehículos comerciales.

Los vehículos industriales y las guaguas crecen un 84,2% respecto a enero de 2021 y caen un 27% respecto a enero de 2019. En enero se matricularon 35 unidades.

El mercado de las motos sigue con su tendencia alcista. El pasado mes de enero se matricularon 702 unidades, lo que supone un crecimiento de las ventas del 50,6% respecto a enero de 2021 y una caída del 4,8% respecto a enero de 2019.

Por otro lado, Faconauto continúa el diálogo con el Gobierno de Pedro Sánchez para dar marcha atrás a la subida del Impuesto de Matriculación, tal y como ya ocurrió durante el ejercicio del año pasado.