Pruebas

ID.4: Potente como un todoterreno y sostenible como un ID

El pasado mes de abril llegaba a Canarias el ID.4, primer SUV totalmente eléctrico de Volkswagen y, al mismo tiempo, el primer vehículo eléctrico global de la marca.

Nosotros por gentileza de Volkswagen Canarias, nos ponemos al volante de un ID.4 1st Edition Max, vehículo con una batería de 77 kWh. con 492 km de autonomía y 204 CV de potencia. Unidad con la que hemos recorridos aproximadamente 520 KM por diferentes carreteras de Tenerife.

El ID.4 es un SUV de nuevo diseño que se caracteriza por su carácter deportivo y su fácil y cómoda conducción. Bajo su carrocería de gran personalidad, ofrece un amplio interior y soluciones de última generación en lo relativo al manejo, indicadores, sistema de infotainment y sistemas de asistencia. El ID.4 es el primer SUV totalmente eléctrico de Volkswagen y el primer vehículo eléctrico global de la marca. Se lanza en el mayor segmento de mercado del mundo, el segmento SUV compacto.

Diseñado para las personas. La arquitectura de la plataforma modular de propulsión eléctrica (MEB) de Volkswagen distribuye el espacio de una forma completamente nueva. Los voladizos son cortos; con una longitud de 4.584 mm, el SUV eléctrico compacto tiene una batalla de 2.766 mm, casi tan grande como la del Tiguan Allspace, que es 12 cm más larga. De ello, se beneficia el espacioso interior del vehículo. La batería de alto voltaje se encuentra como un bloque plano debajo del habitáculo; el módulo electrónico de potencia y control para propulsión eléctrica y la caja de cambios están colocados en el eje trasero ocupando poco espacio. El frontal corto del vehículo integra el radiador y los grandes componentes del aire acondicionado.

La carrocería presenta soluciones complejas para reducir el peso: los faldones laterales, por ejemplo, están hechos de aluminio y acero de ultrarresistente. Esta construcción tiene una segunda ventaja: en el caso de producirse una colisión lateral o un impacto con un poste, reduce muy bien las fuerzas ejercidas.

“La evolución eléctrica del diseño en el ID.4 también implica que los diseñadores del Volkswagen han tenido muy en cuenta la aerodinámica”. El SUV eléctrico consigue un excelente coeficiente aerodinámico de 0,28. Para interrumpir el flujo en el capó, también interaccionan varios elementos: el espóiler del techo de gran tamaño, los grupos ópticos traseros y el difusor.

Las manillas de la puerta integradas, que se abren eléctricamente, también están adaptadas para ganar coeficiente aerodinámico; al igual que en el caso de las llantas con su diseño superficial. La persiana del radiador de accionamiento eléctrico en el frontal del vehículo se abre solo cuando el grupo motopropulsor necesita aire frío.

El ID.4 ha sido diseñado para las personas. La arquitectura de la plataforma modular de propulsión eléctrica (MEB) de Volkswagen distribuye el espacio de una forma completamente nueva. Los voladizos son cortos; con una longitud de 4.584 mm, el SUV eléctrico compacto tiene una batalla de 2.766 mm, casi tan grande como la del Tiguan Allspace, que es 12 cm más larga. De ello, se beneficia el espacioso interior del vehículo. La batería de alto voltaje se encuentra como un bloque plano debajo del habitáculo; el módulo electrónico de potencia y control para propulsión eléctrica y la caja de cambios están colocados en el eje trasero ocupando poco espacio. El frontal corto del vehículo integra el radiador y los grandes componentes del aire acondicionado.

La carrocería presenta soluciones complejas para reducir el peso: los faldones laterales, por ejemplo, están hechos de aluminio y acero de ultrarresistente. Esta construcción tiene una segunda ventaja: en el caso de producirse una colisión lateral o un impacto con un poste, reduce muy bien las fuerzas ejercidas.

Interior y equipamiento de confort

Espacio como en un gran SUV. El interior del ID.4 es un Open Space, un espacio de gran tamaño. El acceso es cómodo y la visión del conjunto es buena, porque el conductor y hasta cuatro pasajeros se sientan cómodamente en una posición elevada. En la segunda fila, queda tanto espacio libre para las rodillas como en el Tiguan Allspace, la altura hasta el techo es incluso mejor en todas las plazas. El maletero tiene una capacidad de 543 l que, con los respaldos de los asientos plegados, aumenta a 1.575 l (cargado hasta el techo). La barra longitudinal del techo es de serie y la carga admisible sobre el mencionado techo es de 75 kg.

Aire y luz. El suave diseño del interior intensifica la sensación de un espacio aireado e iluminado. El tablero de instrumentos parece que flote porque no se conecta con la consola central. Su parte frontal se inclina de forma escalonada hacia el interior, una inserción decorativa pintada separa la mitad superior de la inferior. En el paquete “Design Plus”, Volkswagen ofrece el techo deflector panorámico, que ocupa prácticamente todo el techo. La persiana eléctrica evita que el interior se caliente.

Asientos con alta seguridad. Los asientos delanteros en el ID.4 cuentan con la última tecnología en seguridad. Sus apoyacabezas reducen el riesgo de una lesión por latigazo en el caso de producirse una colisión trasera. En el caso de un impacto lateral, se despliega el airbag central del reborde derecho de la banqueta del asiento del conductor para que no choquen entre ellos el conductor y el acompañante. En todas las variantes de equipamiento, los asientos cuentan con reposabrazos en el lado interior. En el asiento del acompañante y en los asientos traseros exteriores se incluyen de serie alojamientos de ISOFIX para asientos de niños.

Consola central inteligente. Para el uso diario, las puertas y la larga consola central disponen de espaciosos portaobjetos. La consola central integra un portabebidas doble en el compartimiento delantero y una persiana en el trasero, que también incluye una bandeja para el teléfono móvil. En combinación con el paquete “Confort”, la consola central tiene más opciones: el compartimiento trasero se puede dividir con elementos separadores, la bandeja para el teléfono móvil está iluminada y, además, los pasajeros en los asientos traseros disponen de dos puertos de carga USB C adicionales a los dos puertos de la parte delantera.

Concepto de uso y de indicación

Pantalla delante del conductor. El tablero de instrumentos del ID.4 prescinde de teclas y mandos físicos. Las indicaciones más importantes aparecen en una pantalla compacta de 5,3 pulgadas situada frente al conductor, que se maneja con el volante multifunción de serie, cuyos pulsadores transmiten una respuesta táctil. Con la tecla basculante situada a la derecha de la pantalla, controla los niveles de transmisión y el bloqueo de aparcamiento.

Pantalla central y “Hola, ID.”. En el centro del tablero de instrumentos se encuentra la pantalla táctil central ligeramente inclinada hacia el conductor, que, de serie, tiene un tamaño de 10 pulgadas; en el paquete “Infotainment Plus”, de 12 pulgadas. Desde allí, el conductor gestiona todas las funciones de las áreas de telefonía, navegación, entretenimiento, sistemas de asistencia y configuración del vehículo. Debajo de la pantalla se encuentran los deslizadores para regular el volumen y la temperatura. El control por voz natural de serie “Hola, ID.” constituye el segundo nivel operativo. Entiende muchos conceptos del lenguaje cotidiano y accede a los conocimientos de la nube en línea.

Sistemas de serie. De serie, el ID.4 incluye el Lane Assist. Sus intervenciones en la dirección pueden evitar que el coche salga del carril sin querer. El Front Assist vigila la zona delante del coche y reacciona ante posibles colisiones con otros usuarios de la carretera con avisos e intervenciones de frenada. Con la función de frenada de emergencia al girar, ayuda al conductor al girar hacia la izquierda; el sistema de asistencia le ayuda a esquivar obstáculos mediante impulsos de dirección. La ayuda acústica de aparcamiento puede evitar choques durante el aparcamiento o reducir los daños con la función automática de frenada al maniobrar. En el equipamiento de serie del ID.4 también está incluido el limitador de velocidad.

Asimismo, el ID.4 cuenta con la tecnología Car2X a bordo, que permite que el vehículo intercambie información sobre los puntos de peligro locales con otros vehículos, así como con la infraestructura de tráfico a través del estándar de radio WLANp. Tiene un alcance de 800 metros, y los avisos se trasmiten en tan solo unos milisegundos. El Car2X se encuentra actualmente activo a velocidades de 80 km/h y superiores, pero en el futuro se pretende mejorar la seguridad y el flujo de tráfico en entornos urbanos. Se trata del principio clásico de la inteligencia de enjambre: cuantos más vehículos estén equipados con esta nueva tecnología, mayor será su beneficio.

Propulsión y tren de rodaje

Batería con 52 kWh. En todas las variantes, el ID.4 ofrece una potente tracción y una alta adecuación para el uso diario. La compacta batería de 52 kWh, tiene una autonomía de hasta 340 kilómetros (WLTP). Está acoplada con dos etapas de potencia: una con 125 kW (170 CV) y 310 Nm de par, y la otra con 109 kW (147 CV).

Batería con 77 kWh. Para los ID.4 Pro Performance, Life, Business, Max 1st y 1st Max, el contenido de energía neto estándar de la batería es de 77 kWh, lo que proporciona autonomías de hasta 522 km (WLTP). Con el potente motor eléctrico, que ofrece una potencia de 150 kW (204 CV) y un par de 310 Nm desde el arranque, la aceleración de 0 a 100 tarda solo 8,5 segundos. Todos los modelos ID.4 se regulan electrónicamente a una velocidad de 160 km/h. A lo largo del 2021 se lanzará un modelo superior deportivo con tracción total y todavía más potencia.

Motor trasero y tracción trasera. En la plataforma modular de propulsión eléctrica (MEB), Volkswagen revive una gran tradición desde el inicio: el motor se encuentra en la parte trasera como en su día estaba en el Escarabajo. El motor eléctrico se sitúa poco antes del centro de las ruedas encima del eje trasero y envía su par a una caja de cambios de 1 marcha de dos velocidades con diferencial. La tracción trasera cumple los requisitos superiores en cuanto a un ágil manejo y una potente tracción; además, permite un radio de giro pequeño de solo 10,2 m, porque el silencioso motor casi no se escucha desde el exterior del coche y emite un e-Sound sintético a una velocidad de hasta 30 km/h.

Eficiencia superior al 90%. Uno de los puntos fuertes del motor PSM (motor síncrono accionado de forma permanente) es su eficiencia, que es significativamente superior a los 90% en la mayoría de situaciones de conducción. En la fabricación, Volkswagen utiliza una tecnología compleja, el llamado bobinado “Hairpin”: las bobinas del estátor están compuestas por alambres rectangulares de cobre, que al doblarse recuerdan visualmente a horquillas. El bobinado “Hairpin” permite empaquetar los alambres de forma más compacta. De este modo, se puede llevar más cobre al estátor, lo cual aumenta la potencia y el par, y la refrigeración es más eficaz. El motor eléctrico, con la caja de cambios y el módulo electrónico de potencia y control para propulsión eléctrica, pesa solo unos 90 kg y cabe en una bolsa de deporte. La propulsión eléctrica, el sistema de baterías y otros componentes fundamentales del ID.4 se fabrican en las sedes de Volkswagen Group Components en Kassel, Braunschweig y Salzgitter.

Si quieres saber más sobre el ID.4 acude a un concesionario de la red de Volkswagen Canarias o en su pagina web, donde podrás encontrar un ID.4 desde 29.000€