Novedades

Nuevo Opel Grandland: Con el lenguaje de diseño puro y atrevido de la marca, instrumentación Digital y la más alta tecnología

Al igual que el Mokka, el Grandland incorpora el nuevo frontal de la marca, el Opel Vizor

Propulsores con la última tecnología: híbridos enchufables, diésel y gasolina

Puesto de conducción completamente digitalizado Opel Pure Panel y pantallas panorámicas

Iluminación matricial Intelli-Lux LED® Pixel, visión nocturna y tracción eléctrica a las cuatro ruedas

Con atractivos precios de partida en España: desde 22.900 euros y desde 30.200 euros con el Plan MOVES para el Grandland Hybrid

Elegantemente deportivo, con intuitivos mandos de control e innovadoras tecnologías, así es el nuevo Opel Grandland. Con el 100% digital Pure Panel, el nuevo modelo ofrece al conductor una experiencia diferente en su puesto de conducción. El buque insignia de los SUV de Opel también estrena tecnologías y sistemas de asistencia a la conducción hasta ahora reservados a vehículos de segmentos superiores. Especialmente con la iluminación matricial IntelliLux LED® Pixel completamente adaptativa, con un total de 168 diodos LED. Esta tecnología, que procede del modelo más alto de la gama de Opel, el Insignia, se estrena en el SUV más importante de la marca alemana y establece nuevos niveles en la categoría del Grandland. Lo mismo ocurre con la visión nocturna Night Vision, que se estrena en la marca. El sistema detecta peatones y animales en la oscuridad a una distancia de hasta 100 metros y avisa al conductor de su presencia. El asistente de posición en carretera semiadaptativo mantiene al Grandland en el centro de su carril y guarda la distancia con el vehículo que le precede. Diseñado y producido en Alemania, el nuevo Grandland también incorpora el Opel Vizor, el nuevo frontal de la marca.

Opel mantiene su estrategia de electrificación con el nuevo Grandland. Además de los económicos motores de gasolina y diésel, los clientes pueden elegir potentes versiones híbridas enchufables de alta eficiencia con tracción delantera o eléctrica a las cuatro ruedas. El nuevo Grandland saldrá de la línea de montaje de la planta de Eisenach (Alemania) para ser entregado a los primeros clientes a finales de otoño.

Atractivo en todos los sentidos: por fuera, por dentro y por el precio

El nuevo Opel Grandland ya está a la venta. Desde 22.900 euros en España (IVA incluido), el nuevo modelo cuenta con numerosos sistemas de asistencia a la conducción de última generación así como de gran confort.

Todas las versiones del Grandland cuentan con un nutrido equipamiento. Entre los elementos de serie se encuentran el aviso de colisión frontal con frenado automático de emergencia, la detección de peatones, el aviso de salida de carril, el reconocimiento de señales de tráfico y la alerta de fatiga del conductor, así como el control de crucero con limitador de velocidad. El diseño exterior del nuevo Grandland cuenta con el nuevo frontal de la marca, el Opel Vizor, y el nombre del modelo en el centro del portón trasero. En el interior desde la versión de acceso está presente el Pure Panel, que combina una instrumentación digital de siete pulgadas con una pantalla táctil a color de tamaño similar para el sistema multimedia de infoentretenimiento que permite controlar los smartphone a través de Apple CarPlay y Android Auto. Opcionalmente la pantalla digital de la instrumentación puede ser de 12 pulgadas y la pantalla táctil a color de 10 pulgadas.

En la versión de acceso Business Edition, disponible desde 22.900 euros, los sensores de aparcamiento delanteros y traseros, el asistente de aparcamiento automático, la cámara de marcha atrás y el sistema de alerta de ángulo ciego muerto aumentan aún más la seguridad como equipo de serie. Para igualar equipamiento y prestaciones, el Grandland cuenta con un motor de gasolina turbo de 1,2 litros con inyección directa que desarrolla 96 kW/130 CV (consumo de combustible con cambio manual de 6 velocidades; NEDC[1]: urbano 6,1-6,0 l/100 km, extra-urbano 4,5-4,4 l/100 km, combinado 5,1-5,0 l/100 km y emisiones: 117-114 g/km de CO2; WLTP[2]: combinado 6,4-6,2 l/100 km y emisiones: 145-141 g/km de CO2).

Potentes y económicas versiones electrificadas: Grandland Hybrid y Grandland Hybrid4

Quienes quieran conducir en modo puramente eléctrico y, por lo tanto, sin emisiones, y con una gran reserva de potencia, pueden elegir una de las dos versiones híbridas enchufables. El nuevo Grandland Hybrid con 165 kW/224 CV está disponible con el acabado Business Edition desde 30.200 euros (consumo de combustible y emisiones en ciclo combinado, WLTP2: 1,5-1,4 l/100 km y emisiones: 34-31 g/km de CO2; NEDC: 1,7-1,5 l/100 km y emisiones: 37-35 g/km de CO2).

Quienes busquen la tracción total para obtener una excelente tracción sobre cualquier superficie también pueden encontrar lo que buscan en el nuevo Opel Grandland. Como versión 4×4, con un motor eléctrico adicional en el tren trasero de 83 kW/113 CV, el Grandland Hybrid4 ofrece una potencia máxima conjunta de 221 kW/300 CV y 520 Nm de par máximo (consumo de combustible y emisiones en ciclo combinado, WLTP1: 1,7-1,2 l/100 km y 39-28 g/km de CO2; NEDC2: 1,6-1,5 l/100 km y 37-33 g/km de CO2). Esta versión ofrece una aceleración similar a la de un coche deportivo, de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos y una velocidad máxima de 235 km/h.

Los conductores del Grandland Hybrid4 pueden elegir entre cuatro modos de conducción: Eléctrico, Híbrido, Tracción total y Sport. En modo híbrido el SUV compacto elige automáticamente la combinación de propulsores en aras de conseguir la mayor eficiencia. Para conducir en ciudad, el conductor puede cambiar al modo eléctrico, en el cual el coche puede recorrer en modo 100% eléctrico, con cero emisiones, entre 65-55 kilómetros según el ciclo de conducción WLTP2 (69-67 kilómetros según el NEDC1).

Además, el híbrido muestra sus puntos fuertes en la recuperación de energía y su eficiencia en la frenada. El motor eléctrico del tren trasero se convierte en generador durante las fases de deceleración y convierte la energía de frenado en corriente eléctrica.

Innovaciones del Grandland: Pure Panel, visión nocturna e iluminación Intelli-Lux LED® Pixel

El Opel Grandland cuenta con potentes sistemas de propulsión para obtener las máximas prestaciones y también con tecnologías de última generación que se pueden manejar de forma cómoda e intuitiva a través del Pure Panel, formado por dos pantallas panorámicas en una sola unidad. Esta instrumentación completamente digital, orientada al conductor, incluye las últimas tecnologías digitales y ofrece la información más importante.

Otro elemento a destacar en el buque insignia de los SUV de Opel es la iluminación matricial Intelli-Lux LED® Pixel completamente adaptativa. Los 168 diodos LED integrados en los laterales del nuevo frontal de la marca, el Opel Vizor, dan como resultado una adaptación perfecta del haz de luz según la situación de conducción y el entorno, sin deslumbrar al resto del tráfico. Otra tecnología que aumenta aún más la seguridad de todos los usuarios de la carretera cuando se conduce de noche es la visión nocturna, que debuta en Opel en el nuevo Grandland. La cámara de infrarrojos del sistema detecta personas y animales hasta 100 metros por delante, en función de su diferencia de temperatura con el entorno, y avisa al conductor.

También es nuevo, en combinación con la transmisión automática, el asistente de posición en carretera. Utilizando una cámara y sensores de radar, el sistema combina varios asistentes. El control de crucero adaptativo mantiene la distancia con el vehículo de delante en función de la velocidad establecida, mientras que el sistema de mantenimiento activo de carril mantiene al Grandland en el centro del carril. Gracias al “Stop & Go”, el Grandland reanuda automáticamente la marcha tras una detención. Otros sistemas, como las cámaras delantera y trasera, el asistente de aparcamiento automático y el aviso de ángulo ciego, también forman parte de la amplia gama de dispositivos.

Con una imagen que transmite seguridad y un gran confort

El diseño del nuevo Grandland muestra líneas claras. El Opel Vizor se extiende por todo el frontal, mientras el característico pliegue de Opel resalta el capó. El nuevo lenguaje de diseño de Rüsselsheim también se refleja en la zona posterior. El nombre Grandland y el logotipo del rayo, el Blitz, se sitúan en el centro del portón trasero. Los parachoques y las molduras laterales, ahora van pintados en el color de la carrocería para acentuar su imagen, así como los protectores de los bajos en negro y plata de alto brillo. El nuevo Grandland también está disponible con la característica pintura bicolor para el techo.

Máximo confort en el interior: los asientos activos ergonómicos -disponibles opcionalmente en cuero o Alcántara- certificados por la “Aktion Gesunder Rücken e.V.” (Campaña por unas Espaldas más Saludables) proporcionan una buena postura al volante. Estos premiados asientos son únicos en la categoría del Grandland y ofrecen una amplia variedad de ajustes, desde la inclinación eléctrica del asiento hasta el apoyo lumbar electroneumático. Ofrecen calefacción y, con la tapicería de cuero, incluso ventilación. El confort aumenta aún más con el sistema “Keyless Open & Start” y el portón trasero eléctrico controlado por sensores que permite su apertura y cierre con un movimiento del pie bajo el parachoques trasero. Los pasajeros disfrutan de la máxima conectividad gracias a los modernos sistemas multimedia, con el Multimedia Navi Pro como tope de gama. La carga inalámbrica en la consola central permite cargar de forma limpia y ordenada los smartphones compatibles.