Sociedad

Agosto confirma la tendencia negativa del mercado privado del automóvil canario

Las ventas en el canal particular continúan a la baja con una caída del 19,48% hasta las 1.517 unidades, frente a las 1.884 de 2020. En agosto de 2019 se matricularon 2.658 vehículos.

Las matriculaciones en las empresas de Rent a Car amortiguan la crisis del sector, con un aumento del 1.786% con respecto a agosto de 2020.

“El sector sigue inmerso en una situación muy complicada tras la pandemia y ahora además nos toca lidiar con la crisis en el suministro de los semiconductores, que está pasando factura a la entrega de vehículos. La temporada de invierno será clave para nosotros, pero es indispensable poner en marcha un plan que incentive las ventas en todo tipo de tecnologías”, ha asegurado Manuel Sánchez, presidente de Faconauto Canarias.

“No vislumbramos un horizonte claro de cuándo iniciaremos la senda de la recuperación. Por eso es vital implementar medidas valientes en un sector tractor de la economía, como es el sector de la automoción. Necesitamos poner en marcha un Plan Renove canario cuanto antes”, afirma Yara de León, vicepresidenta ejecutiva de la patronal canaria.

El sector del automóvil continúa capeando como puede el temporal que arrastra desde la COVID-19. Otra de las consecuencias de la pandemia, es la crisis global en el suministro de chips semiconductores. Así se explica que el mercado canario del automóvil continúe con una tendencia negativa. En el mercado total, las matriculaciones crecen un 26,7% con respecto al año pasado, pero las ventas de turismos y todoterrenos entre particulares caen un 20% con respecto a 2020, con 1.517 matriculaciones el pasado mes de agosto. La caída aún es mayor si comparamos las ventas de agosto de 2019 con 2.658 matriculaciones: un descenso del 42,93%.

La llegada de turistas a las islas durante el pasado mes está ayudando a amortiguar la caída de las ventas, con el despegue de las matriculaciones por parte de las empresas de Rent a Car: un 1.789% durante el pasado mes de agosto con respecto al año pasado, lo que se traduce en un total de 1.113 matriculaciones nuevas. La crisis turística derivada de la situación sanitaria en 2020, provocó que las empresas de alquiler de vehículos, redujeran su flota de vehículos en un 65% y poco a poco comienzan a adquirir nuevas unidades con la llegada de turistas este año.

El canal de empresas tampoco escapa a la crisis y cierra el mes de agosto con una caída del 6% con 483 unidades matriculadas.

“Seguimos inmersos en una situación muy complicada que arrastramos desde el confinamiento de 2020 y ahora además nos toca lidiar con la crisis global en el suministro de semiconductores, que está pasando factura a la entrega de vehículos. Nuestras expectativas se centran ahora en la temporada turística de invierno, que esperemos ayuda a acelerar la recuperación económica en las islas”, asegura el presidente de Faconauto Canarias, tras conocer los datos del mes de agosto.

Respecto al resto de mercados, las matriculaciones de los vehículos comerciales caen un 20% con 580 unidades, frente a las 722 unidades del año pasado.

Guaguas y vehículos industriales registran un aumento del 21% respecto a agosto del año pasado, con sólo 23 unidades matriculadas.

Y en el mercado de motos, las ventas han caído un 12% durante el pasado mes de agosto, con 652 matriculaciones, frente a las 743 unidades matriculadas el año pasado.

Plan Renove canario

Para la patronal canaria, la situación comienza a ser comprometida de cara a final de año. El rebrote de los contagios por la Covid-19 durante el verano, la crisis de los microchips y la consecuente falta de stock, está impactando en un sector ya de por sí muy debilitado por la incertidumbre y la falta de seguridad de los compradores respecto a qué tipo de tecnología elegir, a la hora de adquirir un vehículo nuevo. “No vislumbramos un horizonte claro de cuándo este sector iniciará la senda hacia la recuperación”, ha afirmado Yara de León vicepresidenta ejecutiva de Faconauto Canarias, y añade: “por eso es vital implementar medidas valientes en un sector tractor de la economía como es el de la automoción. Medidas que incentiven la compra sin discriminación de tecnología como venimos reclamando. Necesitamos poner en marcha un Plan Renove canario, cuanto antes”.