Novedades

Nuevo Bentley Flying Spur, listo para volar con potencia V8

“El mejor Gran Turismo de lujo de cuatro puertas del mundo” ahora disponible con el sistema de propulsión V8 de Bentley.

La búsqueda de nuevos clientes enfocados a la conducción, con una disminución en la utilización de las plazas traseras.

4.0-litros, bi-turbo V8 desarrolla 542 bhp (550 PS) y 568 lb.ft (770 Nm) de PAR. 0-60 mph en 4.0 segundos (0-100 km/h en 4.1 segundos); velocidad máxima de 198 mph (318 km/h)

Desactivación inteligente de cilindros en 20 milisegundos, una décima parte de un parpadeo

Un Gran Turismo con más de 400 millas (640 km) de autonomía*, y unas emisiones de CO2 reducidas

100 kg más ligero que la versión W12, con una mejor distribución del peso y mayor agilidad

Acabados de escape cuádruples estándar y nueva rueda opcional de 22” en negro brillante y especificación Mulliner

Producido en Bentley Crewe – la primera fabrica neutra en carbono del mundo para la producción de automóviles de lujo.

El Bentley Flying Spur, aclamado como “el mejor sedán de lujo del mundo”, ahora está disponible con el renombrado y exitoso tren motriz V8 de Bentley, como alternativa al icónico W12.

La investigación de los últimos diez años muestra un cambio significativo en el uso del Flying Spur de propietarios con chófer a clientes que conducen ellos mismos con pasajeros que los acompañan. La investigación global (incluidas dos clínicas para clientes en Estados Unidos y China) también demostró que más del 40 por ciento de los clientes viajan con pasajeros en el asiento trasero al menos una vez a la semana. Estos datos se han utilizado para desarrollar la última versión del nuevo Grand Tourer de cuatro puertas, centrándose en la experiencia del conductor y conservando un espacio en la cabina que combina un lujo exquisito con tecnología integrada de última generación.

El Flying Spur V8 ofrece una experiencia más centrada en el conductor a través de una mayor agilidad y una nota del motor con más carácter, al tiempo que se beneficia de una mayor autonomía entre paradas de combustible y una reducción de las emisiones de CO2.

En el corazón del vehículo se encuentra un motor V8 biturbo de 4.0 litros, que produce una potencia máxima de 550 CV (542 CV, 404 kW) y utiliza turbos de doble desplazamiento para alcanzar su par máximo de 770 Nm a poco menos de 2000 rpm. Para mejorar la autonomía, el motor V8 es capaz de apagar cuatro de sus ocho cilindros en condiciones de carga ligera, cuando la demanda de par es inferior a 235 Nm y las revoluciones del motor son inferiores a 3000. Esta desconexión es imperceptible para los ocupantes, con tiempos de 20 milisegundos (una décima parte del tiempo que se tarda en parpadear). El Flying Spur V8 es 100 kg más ligero que la versión W12, lo que hace que el vehículo sea más ágil. El nuevo modelo incluye los últimos avances en tren motriz y chasis; Suspensión neumática adaptativa, vectorización de par mediante freno, control de la dinámica de conducción y dirección eléctrica, todas ellas características estándar. Además, los clientes pueden agregar la tecnología antivuelco activa eléctrica de 48 V pionera de Bentley (Bentley Dynamic Ride) y la dirección electrónica en las cuatro
ruedas para una agilidad aún mayor. El nuevo Flying Spur, disponible en configuraciones de cuatro o cinco asientos, incorpora un porfolio de opciones líder en su clase, equipos y tecnología inteligentes
e intuitivos adaptados al conductor y los pasajeros. La pantalla giratoria Bentley, también está disponible en el nuevo Flying Spur V8, incluido Apple CarPlay®, mapas satelitales y advertencia de las condiciones de la carretera o el tráfico gracias al servicio de información de peligros local.

Miembro de la Junta de Ingeniería, Dr. Matthias Rabe, comenta: “Basado en nuestra investigación, los comentarios de los clientes y las tendencias de uso de los clientes, el nuevo Flying Spur V8 ha sido diseñado para brindar una capacidad centrada en el conductor, al tiempo que ofrece a los pasajeros el refinamiento, la comodidad y la tecnología que se esperan de una gran limusina. “La gama Flying Spur es decidida pero elegante. Tiene el diseño clásico de Bentley, la mejor ejecución de su clase, materiales auténticos y atención al detalle. El nuevo Flying Spur V8 también incluye los últimos sistemas de asistencia al conductor e información y entretenimiento para mejorar la seguridad y la relajación en cada
viaje.”

Un moderno y eficiente motor V8

El motor V8 biturbo de 4.0 litros de Bentley produce una potencia máxima de 550 CV (542 CV, 404 kW) y utiliza turbos de doble entrada para alcanzar su par máximo de 770 Nm a poco menos de 2000 rpm, manteniéndolo como una meseta plana hasta las 4500 rpm.

Una característica clave de los turbocompresores de doble entrada son los dos canales de flujo paralelos separados en la turbina. El resultado es un alto par disponible a bajas velocidades. Los turbos están ubicados dentro de la “V” del motor, minimizando la distancia en la que viajan los gases de escape desde el motor hasta los turbocompresores, promoviendo una respuesta rápida y altamente eficiente. Los turbocompresores almacenan la presión de sobrealimentación en las aberturas del acelerador, comparable a una presa y un depósito, por lo que la presión de sobrealimentación está disponible de nuevo al instante cuando se abre completamente el acelerador, lo que mejora significativamente la respuesta y flexibilidad del motor. Para aguantar una mayor tensión y desgaste, los orificios de los cilindros están recubiertos de hierro mediante un proceso de pulverización de plasma atmosférico que crea un recubrimiento que es robusto, pero con un grosor de solo 150 micrones.

La configuración en “V” de 90 grados, el cigüeñal en cruz y los ocho cilindros perfectamente equilibrados le dan al motor su característico e inconfundible sonido V8 y la impresionante potencia le proporciona capacidad para establecer unos tiempos de 0 a 60 mph en 4.0 segundos (0-100 km / h, 4.1 segundos). y una velocidad máxima de 198 mph (318 kph).

Para maximizar la eficiencia, el V8 puede apagar cuatro de sus ocho cilindros en condiciones de carga ligera, cuando la demanda de par es inferior a 235 Nm y las revoluciones del motor son inferiores a 3000 rpm. El cambio es imperceptible para los ocupantes, con tiempos de desactivación de alrededor de 20 milisegundos (una décima parte del tiempo que se tarda en parpadear).

El resultado es un beneficio de consumo de combustible para el cliente de hasta un 16 por ciento, lo que también significa un mayor alcance, un menor impacto ambiental y una conducción más prolongada entre paradas de combustible.

Enfocado al conductor con mayor agilidad

El Flying Spur V8 es 100 kg más ligero que la versión W12, lo que hace que el vehículo se sienta más ágil y receptivo con una personalidad distintiva propia. El nuevo modelo incluye los últimos avances en tren motriz y chasis; Suspensión neumática adaptativa, vectorización de par mediante freno, control de la dinámica de conducción y dirección eléctrica, todas ellas características estándar. El Flying Spur V8 está equipado con barras estabilizadoras ligeras y huecas delanteras y traseras para una conducción excepcional. Además, el chasis adaptable, técnicamente avanzado, puede incluir el sistema de control antivuelco activo eléctrico de 48 voltios pionero de Bentley (Bentley Dynamic Ride) y la dirección
electrónica en todas las ruedas, disponibles como opción.

El sistema Dynamic Ride controla la comodidad de conducción y el balanceo lateral, lo que protege a los pasajeros del movimiento excesivo mediante el desacoplamiento de las ruedas a través de los ejes, con la capacidad de aplicar hasta 1300 Nm de par estabilizador en 0.3 segundos al tomar una curva para mantener el cuerpo plano y estable.

La suspensión utiliza resortes neumáticos de tres cámaras, que contienen un 60 por ciento más de volumen de aire en comparación con la generación anterior Flying Spur. Esto permite un mayor alcance para variar desde los niveles deportivos de rigidez del resorte hasta la comodidad de conducción de una limusina de lujo, dependiendo del modo que el conductor haya seleccionado.

La dirección electrónica en las cuatro ruedas es opcional. Se trata de una característica de tecnología completamente nueva introducida para Flying Spur, que mejora tanto la estabilidad a velocidades de autopista como la maniobrabilidad en la ciudad. Durante las maniobras a baja velocidad, el sistema dirige las ruedas traseras en la dirección opuesta a las ruedas delanteras. Esto tiene el efecto de acortar la
distancia entre ejes, reducir el radio de giro, aumentar la agilidad y facilitar notablemente las maniobras de estacionamiento.

Durante las maniobras a alta velocidad, el sistema dirige las ruedas traseras en la misma dirección que las delanteras, aumentando la estabilidad y asegurando los adelantamientos y cambios de carril.
Una fusion magica de diseño, artesania y materiales.

El renovado diseño exterior del Flying Spur se basa en una visión nueva y moderna que es inconfundiblemente Bentley. Con una distancia entre ejes alargada en 130 mm en comparación con el modelo de segunda generación, el nuevo Flying Spur ahora tiene una mayor presencia en la carretera y líneas más fuertes y musculosas que recorren toda la longitud del automóvil.

Para el Flying Spur V8 hay siete colores de pintura Bentley para elegir de serie, que han sido cuidadosamente seleccionados para complementar el carácter y las líneas del automóvil. Los clientes también pueden configurar su vehículo de la gama de pintura ampliada adicional de más de 60 colores, incluidos Mulliner. La especificación “Black Line” ofrece una alternativa contemporánea al aspecto exterior que incluye una versión oscura del Flying B eléctrico retro iluminado opcional, y para una estética exterior más deportiva, esta nueva especificación de estilo complementa perfectamente con el nuevo Flying Spur V8.

Las características exteriores estándar del nuevo modelo V8 incluyen una llanta de aleación pintada de 20 pulgadas y 10 radios, una insignia V8 y tubos de escape cuádruples, lo que genera un impacto visual en la parte trasera del vehículo.

El interior del nuevo Flying Spur V8 muestra la experiencia de Bentley en la creación de una cabina moderna de lujo e innovación inigualables. Elegante y único, cuenta con asientos sumamente cómodos en cinco colores de piel, con el “Bentley Wing” en la consola inferior y el salpicadero. Para opciones adicionales, la opción “especificación de color” agrega 10 colores de piel más y dos configuraciones
interiores de dos tonos. Un revestimiento interior de madera en horizontal fluye a lo largo del salpicadero y hacia las puertas, enfatizando el ancho espacio de la cabina. “Crown Cut Walnut” se ofrece de serie, que utiliza un proceso de corte recto para proporcionar un acabado contemporáneo. Hay otras siete opciones de maderas para elegir, además de un acabado técnico de fibra de carbono de alto brillo.

El acabado de doble revestimiento de madera también se puede combinar con todas las tonalidades.
Para agregar una sensación aún más personalizada al interior, Côtes de Genève específicamente disponible para la consola central delantera. La pantalla giratoria de Bentley, la primera en la industria también está disponible en el nuevo Flying Spur V8. Cuando se presiona el botón de arranque del motor, la sección de revestimiento en el medio del tablero gira para revelar una pantalla táctil de 12.3 pulgadas, que muestra tres áreas digitales personalizables. El segundo lado de la pantalla revela tres elegantes diales analógicos que muestran la temperatura exterior, una brújula y un cronómetro. Se puede optar por una desintoxicación digital completa en la tercera cara, para simplemente disfrutar de la elegancia del revestimiento de madera sin costuras que continúa a lo largo de la cabina. En la parte trasera, un control remoto con pantalla táctil completamente nuevo está hecho de materiales cuidadosamente elaborados. Se integra de manera casi invisible en la consola, pero se quita fácilmente con solo tocar un botón para uso remoto.

Permite el acceso a una amplia gama de aplicaciones, incluido el control de todas las persianas, la función de masaje del asiento trasero y el control del clima trasero, y se puede utilizar para almacenar configuraciones como Mood Lighting.

Tecnologia innovadora de la mano del lujo contemporaneo

El nuevo Flying Spur incorpora una cartera líder en su clase de equipos inteligentes e intuitivos diseñados para el conductor y los pasajeros. Se proporciona una tarjeta SIM integrada, lo que significa que las funciones de automóvil conectado de My Bentley ya no requieren que los clientes proporcionen su propia conexión de datos.

My Bentley en el automóvil y los servicios remotos es una gama de servicios en continuo desarrollo disponible para los clientes a través de una aplicación dedicada, disponible tanto en las plataformas móviles Apple iOS como Android.

Se puede acceder a los servicios remotos, sujetos a disponibilidad regional, a través de la aplicación My Bentley, que incluye una variedad de funciones que nuestros clientes esperan, desde “localizar mi vehículo” y “bloquear mi vehículo” hasta el estado y las estadísticas de este, incluida la integración con otras funciones como el control calefactable por control remoto.

Otras características a través del sistema de información y entretenimiento de los vehículos incluye Apple CarPlay®, mapas fotorrealistas y advertencia anticipada de las condiciones cambiantes de la carretera o el tráfico a través del servicio de información de peligros local.

A través de una gama de equipos opcionales que incluyen tabletas de entretenimiento para el asiento trasero, opciones de audio como el sistema líder en la industria “Naim for Bentley” e incluso el lujo de un enfriador de botellas a bordo, la cabina trasera del Flying Spur es el mejor lugar para trabajar o relájese mientras viaja.

El nuevo enfriador de botellas se encuentra entre los asientos traseros, detrás del apoyabrazos central. Con dos niveles de enfriamiento de + 6 ° C a -6 ° C y la capacidad de albergar seis refrescos de 330 ml, cuatro botellas de 500 ml o dos botellas de champán de tamaño completo (750 ml), la nevera se puede almacenar para adaptarse a cualquier viaje. Un diseño completamente nuevo significa que el enfriador está empaquetado en un espacio mucho más pequeño que el Flying Spur de la generación anterior, lo que significa menos intrusión en el amplio espacio del maletero de 420 litros. En la cabina trasera, los clientes también pueden realizar una configuración de cuatro asientos que se beneficia de una consola que se extiende desde la parte delantera hasta la trasera. La configuración de cuatro asientos es lo último en diseño, comodidad y lujo. La consola incluye una nueva carcasa para el control remoto con pantalla táctil de 5 ”, posavasos dobles, espacio adicional para almacenaje y la opción de un punto de carga inalámbrico. El apoyabrazos trasero incluye un acabado brillante y oculta dos puertos USB y una toma de corriente de 12v.

Las mesas de picnic operadas eléctricamente montadas en la parte trasera del asiento delantero se pueden desplegar con solo presionar un botón. La mesa baja, se nivela eléctricamente y revela una superficie tapizada en cuero con un hueco para un bolígrafo. Manteniendo presionado el botón, la mesa vuelve elegantemente a su posición inicial.

El atractivo del Flying Spur incrementa mas aun

Todos los Flying Spur se producen en la casa de Bentley en Crewe, la primera fábrica neutra en carbono del mundo para la producción de automóviles de lujo. Los pedidos de los clientes están en curso y las primeras entregas a los clientes serán antes de finales de 2020 en el Reino Unido y Europa, y otros mercados globales lo comenzarán poco después en 2021.

El mejor gran turismo de lujo de cuatro puertas del mundo ha ampliado su atractivo, ofreciendo mayor enfoque al conductor y practicidad, sin comprometer el lujo o la artesanía.