Sociedad

DS Drive Assist: Una nueva forma de conducir

El dinamismo del DS 3 CROSSBACK es fruto de una configuración tan precisa como segura

para ofrecer el placer de conducir que caracteriza a DS Automobiles. Además, dependiendo de las circunstancias, el conductor puede dejar intervenir a la tecnología para disfrutar de una nueva forma de vivir el automóvil.

Con DS DRIVE ASSIST, el DS 3 CROSSBACK entra de lleno en la conducción autónoma de nivel 2 gracias a funciones de ayuda a la conducción avanzadas que se encargan de aspectos como la velocidad, la distancia de seguridad o la posición del vehículo dentro de la vía.

La seguridad, la tecnología y el agrado de conducción, que son sinónimo de DS, van de la mano con las prestaciones de DS DRIVE ASSIST.

Disponible en todas las versiones con caja de cambios automática, DS DRIVE ASSIST abre la vía hacia la conducción autónoma. Este sistema de nivel 2 permite, siempre bajo la supervisión del conductor, dejar que el propio DS 3 CROSSBACK gestione la velocidad y la posición del vehículo en la vía mientras se circula a un máximo de 180 Km/h.

Conducción relajada en autopista

Gracias a un radar, una cámara y varios sensores, el DS 3 CROSSBACK se adapta a las condiciones de la circulación: sigue automáticamente la trayectoria elegida por el conductor en el interior de la vía y regula la velocidad de un modo fluido para respetar la distancia de seguridad, llegando a la detención completa del vehículo, si es necesario. En todo momento, el conductor puede retomar el control.

El sistema actúa sobre la aceleración, el frenado y la dirección hasta una velocidad máxima de 180 Km/h. Muy útil en atascos o en autopista, este sistema ofrece una experiencia de conducción relajada.

Mantener la distancia sin perder la línea

Equipado con regulador de velocidad adaptativo con función Stop & Go, DS DRIVE ASSIST permite gestionar tanto la velocidad del DS 3 CROSSBACK como su distancia respecto a los vehículos que le preceden. Este sistema ingenioso puede ocuparse de la circulación en medio de un atasco: sin intervención del conductor, el vehículo vuelve a arrancar automáticamente (detención de menos de 3 segundos), manteniéndose la tranquilidad al volante, sin estrés.

En vías rápidas, se puede delegar la conducción, manteniendo el control. La inteligencia artificial se basa en la cámara embarcada, que reconoce las líneas continuas y discontinuas. Mientras se circula, analiza constantemente las imágenes e interpreta las situaciones. Mantiene al vehículo perfectamente situado en la vía, justo en el lugar que desea el conductor.

Si es necesario llevar al DS 3 CROSSBACK hacia el lado derecho para dar más espacio a los motoristas que están adelantando, el Lane Position Assist entra en acción y mantiene el automóvil en esa zona de la calzada.

Para volver a tomar el control de la dirección, basta con anular la corrección sujetando firmemente el volante. La modificación también se interrumpe si se activan los intermitentes. Este sistema está disponible desde los 30 Km/h. Se mantiene operativo desde los 0 a los 180 Km/h.

This entry was posted in: Sociedad
Tagged with: