Tecnología

Mercedes_Benz y Nvidia crearán una arquitectura de computación para conducción autónoma

Mercedes_Benz y Nvidia crearán una arquitectura de computación definida por software para conducción autónoma en la futura gama de vehículo.

Líderes de las industrias automotriz y computación unirán sus fuerzas para equipar la nueva generación de vehículos con software actualizable, con inteligencia artificial y capacidades para la conducción autónoma

Mercedes-Benz, uno de los mayores fabricantes de vehículos Premium, y NVIDIA, el líder global en computación acelerada, se proponen crear un sistema de computación revolucionario en el vehículo y una infraestructura de inteligencia artificial. A partir de 2024 se desplegará en la nueva generación de vehículos Mercedes-Benz, otorgándoles funciones de conducción autónoma avanzadas.

Gracias al trabajo conjunto, las compañías se proponen desarrollar la arquitectura de computación más sofisticada y avanzada jamás implementada en un automóvil.

La nueva arquitectura definida por software se construirá en la plataforma NVIDIA DRIVETM y será estándar en la nueva generación de vehículos de Mercedes-Benz, permitiendo funciones vanguardistas de conducción autónoma. Una de las principales características será la capacidad para una conducción automatizada de rutas regulares de una dirección postal a otra. Adicionalmente habrá numerosas aplicaciones futuras en materia de seguridad y conveniencia. Los clientes podrán comprar y añadir funciones, aplicaciones de software y suscribirse a servicios a través de actualizaciones “over-the-air” durante la vida de sus vehículos.

Una nueva arquitectura de computación

Las funciones de conducción autónoma en los futuros vehículos Mercedes-Benz estarán impulsadas por la plataforma DRIVE de próxima generación de NVIDIA. El sistema de computadora en chip (SoC), llamado Orin, se basa en la arquitectura de supercomputación NVIDIA Ampere recientemente anunciada. La plataforma NVIDIA DRIVE incluye una pila de software de sistema diseñada para aplicaciones de inteligencia artificial y conducción autónoma. NVIDIA y Mercedes-Benz desarrollarán conjuntamente aplicaciones de inteligencia artificial y conducción autónoma de niveles SAE 2 y 3, así como funciones de estacionamiento autónomo (hasta el nivel 4).

Las vanguardistas capacidades del nuevo sistema se aprovecharán con un enfoque total en la seguridad. A medida que se desarrolle la tecnología y el marco regulatorio, será posible que cada automóvil se actualice “over-the-air” para permitir nuevas funciones de conducción autónoma. Otras funciones de conveniencia y seguridad también estarán disponibles.

Para desarrollar nuevos modelos, ambas compañías utilizarán soluciones de NVIDIA DRIVE Infrastructure para permitir el desarrollo en base a los datos y redes neuronales profundas para poder manejar los requisitos de las regiones y dominios operativos en los que circulen los vehículos.