Sociedad

Se envejece el parque móvil de las islas

El año 2022 termina con 27.860 automóviles de todas las categorías dados de baja, siendo esta la cifra más baja en el parque móvil de los últimos siete años en Canarias.

Este dato supone una caída respecto al año 2021 del 19,24 por ciento. La caída de las bajas es aún peor comparada con el año 2019, año en que la baja de vehículos en el parque móvil de las islas alcanzó las 41.592 unidades. Es decir, la baja de vehículos en las islas se contrajo, respecto al último ejercicio pre-pandemia, un 33,02%.

De este volumen las bajas de vehículos de tipo turismo supusieron el 78,05 por ciento del total, alcanzando las 20.801 unidades, le siguen las bajas de camiones, con el 9,20% de cuota y un total de 2.462 vehículos tramitados.

Por provincias, Santa Cruz de Tenerife dio de baja un total de 13.274 vehículos de todas las categorías, lo que supuso una reducción del 15,27% respecto a 2021 y del 24,69% respecto a 2019. De estas unidades, el 78,22% fueron vehículos de tipo turismo.

La provincia de Las Palmas dio de baja un total de un total de 14.585 vehículos de todas las categorías, lo que supuso una reducción del 22,54% respecto a 2021 y del 39,14% respecto al año 2019.

CONSIDERACIONES

Para FREDICA, la evolución de las bajas en Canarias está en sintonía con la evolución del mercado del vehículo nuevo. La crisis motivada por el Covid y la conocida falta de suministros como igualmente la situación de incertidumbre económica general, ha motivado que los ciudadanos de las islas y las empresas alarguen la vida útil de sus vehículos, paralizando la decisión de compra de vehículos nuevos y dirigiendo la demanda al mercado del vehículo usado.

Para la Federación de Importadores y Concesionarios de Canarias, FREDICA, la situación de falta de renovación del parque está generando un progresivo envejecimiento del parque móvil y como ha reiterado, la situación actual dificultará el avance hacia la descarbonización como empeorará la seguridad vial y el nivel de consumo de combustibles

PERSPECTIVAS

Para FREDICA, la reducción de las bajas en el parque móvil de las islas es un reflejo de la situación económica que vive la región. La renovación del parque está ligada directamente a la capacidad económica como a la estabilidad económica coyuntural, factores que no se dan de forma favorable en estos momentos.

La Federación considera que esta situación se mantendrá durante el primer semestre de año 2023, esperándose que la mejora económica se produzca en la segunda mitad del ejercicio. No obstante, la recuperación del nivel de bajas, y, por tanto, de su efecto en el rejuvenecimiento del parque móvil probablemente no se producirá hasta el año 2024.

La situación no es exclusiva de Canarias, la misma situación se ha producido en el resto del territorio nacional donde se ha registrado la baja de 637.199 automóviles que ha significado volver a cifras del año 2016, aunque las cifras de Canarias están entre las peores del estado.

Desde la Federación se considera necesario que la administración canaria tome conciencia de la situación y aborde medidas que faciliten la renovación del parque, siendo fundamental tener en cuenta la situación particular del archipiélago y la necesidad de renovar parque sobre la base del principio de neutralidad tecnológica.