Eléctricos

Peugeot e-Rifter y toda la gama de vehículos comerciales apuestan por el vehículo 100% eléctrico

Con la llegada del PEUGEOT e-Rifter al mercado español, la marca del León culmina uno de los capítulos más ambiciosos de su estrategia de electrificación: ofrecer versiones 100% eléctricas en todos los modelos de su gama de vehículos comerciales y polivalentes.

El PEUGEOT e-Rifter es un producto con una fuerte personalidad en el segmento de los vehículos polivalentes, al apostar por una alianza perfecta entre la versatilidad que se exige a este tipo de turismos con el placer de conducir y la fiabilidad que se esperan de PEUGEOT, todo ello con un aire de “aventurero elegante” que le distingue de sus rivales.

Para que el lanzamiento de estas versiones eléctricas de sus vehículos comerciales tenga un impacto tangible en la calidad del aire en las ciudades y la lucha contra el cambio climático es necesario que tengan prestaciones comparables a la de las versiones térmicas, especialmente en apartados como el volumen de carga o la posibilidad de adaptarse a diversos tamaños, carrocerías y siluetas.

Fabricado en Vigo, el PEUGEOT e-Rifter aporta las ventajas de la movilidad eléctrica a la vocación polivalente de este modelo, pensado para enfrentarse, con solidez, a la aventura del día a día. La versión 100% eléctrica del PEUGEOT Rifter incorpora la silueta innovadora, la estética SUV, las prestaciones y el espacio interior sobre las que se ha basado el éxito de las alternativas gasolina y diésel de este modelo. Al igual que ellas, está disponible tanto en la versión Standard como en Long de 7 Plazas, ambas con 5 y 7 plazas.

Su batería de iones de litio de 18 módulos cuenta con una capacidad de 50 kWh, lo que le permite desarrollar 136 CV / 100 Kw de potencia, unidos a una autonomía de hasta 280 km, según el protocolo de homologación WLTP. Dispone de dos tipos de cargadores integrados que responden a cualquier uso y abarcan todas las soluciones de recarga. Cuenta de serie con un cargador monofásico de 7,4 kW y uno opcional trifásico de 11 kW. La toma de carga, situada en la aleta trasera izquierda, permite la recarga de varias formas: desde una toma estándar, una toma reforzada o mediante una estación de carga e incluso en un cargador rápido.

Su interior, totalmente equiparable al de un monovolumen compacto, es un compendio de modularidad y sentido práctico. Su excepcional volumen de carga, que va desde los 775 litros bajo bandeja de la versión 5 plazas a los 4.000 litros bajo techo con los asientos abatidos en la versión larga, puede aprovecharse plenamente y adaptarse a cualquier necesidad. Incorpora, además, con un sinfín de compartimentos, amplios y de fácil acceso repartidos por todo el habitáculo. El airbag frontal del pasajero está situado en el techo, lo que permite liberar espacio suficiente para poder disfrutar de un compartimento cerrado y refrigerado de gran volumen.

La consola central se ha rediseñado para acoger el nuevo mando de la caja “e-Toggle”, perfectamente integrado y ergonómico, que da acceso a las funciones Park / Reverse / Neutral / Drive y Brake., además del selector de los tres modos de conducción: Eco (60 kW, 190 Nm), que favorece la autonomía y la suavidad; Normal (80 kW, 210 Nm), pensado para un uso diario y Power (100 kW, 260 Nm), que optimiza las prestaciones si se transportan cargas pesadas.

PEUGEOT es una marca de referencia para todo tipo de profesionales y empresas. Su gama de vehículos comerciales es una de las más exitosas del mercado español gracias a sus prestaciones, su fiabilidad y, sobre todo, su enorme capacidad de adaptación a cualquier tipo de actividad.

Unas características que trascienden las tecnologías para alcanzar a la nueva generación de vehículos comerciales sostenibles, formada por las versiones 100% eléctricas de sus furgones y combis: los nuevos PEUGEOT e-Partner e-Traveller, e-Expert y e-Boxer.

Con el PEUGEOT e-Partner, el furgón más emblemático de la gama incorpora una alternativa 100% eléctrica que ofrece libertad de movimientos sin ruidos, vibraciones ni emisiones, además de proporcionar las mismas prestaciones, polivalencia y espacio interior que las versiones del Partner equipadas motor térmico

Con 136 CV de potencia, sus 275 Km de autonomía, sus posibilidades de adaptación y sus hasta 4,4 m3 de volumen de carga, el PEUGEOT e-Partner está pensado para satisfacer las necesidades de todo tipo de empresas y profesionales, gracias a una gama con dos longitudes y múltiples posibilidades de adaptación y transformación.

Ofrecer una alternativa 100% eléctrica sin perder nada en materia de configuración interior, capacidad de carga, equipamiento o polivalencia: el PEUGEOT e-Partner cumple con las ideas que guiaron su diseño para lograr un compañero de trabajo robusto, sólido y fiable para miles de profesionales y empresas de sectores muy diversos. Fabricado en Vigo, esta versión del furgón superventas del León ofrece, al igual que los PEUGEOT Partner diésel y gasolina, la calidad, la tecnología y el comportamiento en carretera de la gama de turismos de la marca.

Con el silencio y la ausencia de vibraciones y emisiones que caracterizan a la propulsión eléctrica, el PEUGEOT e-Partner permite acceder sin restricciones al centro de las grandes ciudades. Sus 136 CV de potencia y un par motor de 260 Nm, disponible en todo momento, aseguran una conducción placentera mientras que su autonomía de 275 Km permite cubrir las necesidades de gran parte de empresas y autónomos. Como los smartphone, su batería puede cargarse totalmente durante las horas en las que este vehículo está aparcado, como si fuera un teléfono móvil.

Al volante, ofrece tres modos de conducción, que se adaptan perfectamente a todas las circunstancias: ECO, que optimiza la autonomía y la suavidad de conducción; Normal, pensado para las exigencias del uso diario, y Power, para contar con altas prestaciones en momentos en los que se transportan cargas pesadas. Además, se puede elegir entre dos modos de frenado. El modo Moderado ofrece sensaciones similares a las de un vehículo térmico, mientras que el Modo Aumentado incrementa la recarga de la batería en las desaceleraciones, lo que redunda en una mayor autonomía.

Con todo el confort, el espacio interior y la versatilidad que se han convertido en sinónimo de Partner, el PEUGEOT e-Partner cuenta con un volumen útil de hasta 4,4 m³ en la versión Long (3,9 m³ en la versión Standard), idéntico al de sus “hermanos” con motor de combustión, mientras que su carga útil de hasta 800 kg está al mejor nivel del mercado y es exclusiva de la versión eléctrica. Su capacidad de remolque es de 750 Kg.

El PEUGEOT e-Expert se adapta, además, a las necesidades de empresas y profesionales muy diversos gracias a la posibilidad de realizar transformaciones a través de carroceros, sobre todo tomando como base la versión Piso Cabina (cámara frigorífica, cesta elevadora).

Lo mismo ocurre con el PEUGEOT e-Traveller que gracias a sus múltiples configuraciones de asientos correderos y la gran modularidad de su espacio interior puede cubrir todo tipo de usos como vehículo familiar y profesional, sin olvidar las necesidades de los amantes del deporte y el ocio. Este nuevo vehículo eléctrico mantiene la tecnología, el diseño elegante y, el confort de las versiones térmicas de este modelo con las ventajas de la movilidad eléctrica: cero emisiones, cero ruidos y acceso sin restricciones al centro de las ciudades.

Tanto el PEUGEOT e-Traveller como el PEUGEOT e-Expert permiten elegir entre dos capacidades de batería (50 kWh o 75 kWh), capaces de alcanzar autonomías de hasta 230 Km y 330 Km WLTP, respectivamente.
Esta apuesta por unos vehículos eléctricos que presenten las mínimas diferencias posibles respecto a sus compañeros de gama diésel y gasolina puede comprobarse en los PEUGEOT e-Traveller y e-Expert. Como las versiones térmicas de estos modelos, se comercializan en tres tamaños (Compact, Standard y Long) que se traducen en tres volúmenes de carga, en el e-Expert o hasta 9 plazas, en el caso del e-Traveller. Y todo ello con una altura máxima de 1,90 m, que da acceso a ambos modelos a los estacionamientos subterráneos.

El PEUGEOT e-Boxer es la versión eléctrica del peso pesado de la gama de vehículos comerciales PEUGEOT. Disponible con dos niveles de autonomía, de 117 Km y 224 Km según el protocolo WLTP, ofrece, como su variante térmica, hasta 1.890 Kg de carga útil y hasta 17 m3 de volumen de carga. Mantiene las prestaciones útiles y la modularidad que han sido la base del éxito de las versiones térmicas del Boxer, además de una gran variedad de siluetas y transformaciones, con carrocerías furgón, chasis cabina, chasis doble cabina y piso cabina.

Su gama de baterías permite elegir entre dos opciones, de 70 kWh y 224 Km de autonomía para las longitudes L3 y L4, y de 37 kWh y 117 Km para las versiones más cortas: las L1 y L2.

El proyecto de industrialización de este vehículo cuenta con el apoyo de la Vicepresidencia Segunda y Consellería de Economía, Empresa e Innovación de la Xunta de Galicia, a través de la Axencia Galega de Innovación.