Sociedad

Luis Antonio Ruiz, Presidente y CEO de Jaguar Land Rover España y Portugal: Estamos capeando el temporal todo debería volver a la normalidad tras el verano.

El Presidente y CEO de Jaguar Land Rover España y Portugal, Luis Antonio Ruiz, que nos explica cómo está el mercado actual, como están sus marcas y cómo ve el futuro inmediato.

El momento es complicado y su mayor preocupación es la red de concesionarios, pero confía en que todo cambie de cara al segundo semestre de 2022.

Además, nos cuenta que se está revisando toda la estrategia de grupo, incluso el concepto de cada marca. Y al mismo tiempo que muestra su pasión por coches tan deportivos como la gama SV, se muestra encantado con los coches eléctricos aunque lógicamente cuestiona las escasas infraestructuras disponibles para promocionar el coche eléctrico, hacia donde van sus marcas, especialmente Jaguar. A lo largo de la entrevista, Luis Antonio Ruiz nos ha dado muchos titulares:

  • Estamos intentando capear el temporal reduciendo costes y siendo más austeros en los gastos.
  • Hemos salido al rescate de los concesionarios que lo están pasando mal debido a esta terrible bajada de facturación.
  • Deberíamos recuperar producción a partir de abril y estar al cien por cien tras el verano.
  • Son coches emocionantes, son minoría pero hay mercado. Estos coches de más de 500 CV representan el 1% del mercado y no son los causantes del cambio climático.
  • El coche eléctrico es muy divertido de conducir, una gozada, pero el uso resulta muy limitado ahora mismo. No hay una infraestructura que fomente el uso del coche eléctrico.
  • Tenemos una nueva visión estratégica de Jaguar y Land Rover. Jaguar pasará a ser eléctrica y Land Rover en esencia off road, pero electrificaremos la gama: hasta seis nuevos eléctricos en los próximos seis años.
  • Vamos a ser eléctricos 100%, cada marca con su personalidad, con su definición de producto y con sus objetivos propios.
  • La batería de un híbrido enchufable hay que cargarla habitualmente. Si no se carga dará fallos por ser un uso deficiente. Por eso, si el servicio de diagnosis comprueba que en más de un año no se ha cargado la batería el cliente pierde la garantía.
  • En Jaguar hemos extendido la garantía actual de tres a cinco años a partir del 1 de octubre.

¿Cuál es la situación actual del mercado para Jaguar Land Rover?
“La situación es complicada en este momento para nosotros como para todos los fabricantes. La falta de componentes, de semiconductores en concreto, está poniendo en muchos aprietos la capacidad de producción de los fabricantes de automóviles y estamos intentando, en la medida de lo posible capear el temporal reduciendo costes y siendo mucho más austeros en los gastos de marketing. También hemos salido al rescate de los concesionarios que lo están pasando muy mal debido a esta terrible bajada de facturación, porque estamos ahora mismo a la mitad de la fabricación que deberíamos estar en estas fechas”.

¿Cuáles son las cifras reales de ventas?
“En condiciones normales deberíamos estar vendiendo en un año como este unos siete u ocho mil coches, pero estamos en cuatro mil, que es todo vendido; todo lo que podemos fabricar y entregar. Ahora trabajamos con stock cero, porque esta todo entregado, todo lo que teníamos. Ahora la situación es que los coches se piden y si a un coche se le puede poner fecha de fabricación, se hace se transporta y se entrega y no hay nada más que podamos hacer. Hasta que no se pongan al día todas las fábricas de semicomponentes, todas ellas que además están en Asia, y nos puedan suministrar todo el material atrasado, para lo que va a transcurrir bastante tiempo, nosotros tenemos ya pedidos en fabrica para cuando empiecen a llegar los componentes para estar trabajando sin parar durante diez meses a tres turnos, a tope prácticamente”.

¿Cuándo volverá todo a la normalidad?
“Si Dios quiere, porque ya me encomiendo a los santos por lo difícil que es en estas circunstancias hacer un –forcast- para este mercado nuestro del automóvil, si todo va bien, lo normal es que deberíamos comenzar a recuperar producción a partir de abril y estar al cien por cien tras el verano. Con lo cual, el primer semestre del año que viene quizás sea un poco flojo y el segundo debería ser mejor. Deberíamos tener la capacidad de poder fabricar, vender y entregar algunos coches más que este año”.

¿Momentos difíciles y estáis lanzando la gama SV, lo más prestacional y deportivo?
“Lo bueno que tiene nuestra marca y la red de concesionarios es que vive mucho el producto, lo disfruta. Siempre que se entrega un coche de estas características, de las gamas más deportivas y exclusivas, nos llama el gerente y lo celebramos, nos hacen parte de la operación. Obviamente un coche de este tipo no se vende todos los días y esto nos sirve para sujetar el negocio y tener el equipo muy motivado. Aquí el que menos tiene 500 CV. En la marca sigue habiendo estos coches que son minoría pero sigue habiendo un público y mercado para este tipo de coche y llevamos ya muchos años así. Además creo que seguirán muchos años más, porque estos coches de más de 500 CV representan el 1% de los que circulan en las carreteras y desde luego no son los causantes del cambio climático, en absoluto, los causantes son coches mucho más antiguos y más contaminantes que estos. Pero también presentamos la gama híbrida enchufable, que es todo lo contario, y que nos permite hacer una buena transición entre el coche de combustión y el coche eléctrico. Mientras no haya una infraestructura de recarga lo suficientemente implantada y distribuida es el camino”.

Da la impresión de que le ves muchas pegas al coche eléctrico…
“Soy un amante del automóvil, lleve el motor que lleve. Me lo paso muy bien con el coche eléctrico, es muy divertido de conducir, es una gozada, y si encima no sale nada por el tubo de escape, porque no hay tubo de escape, pues mejor para todos. El problema es que el uso resulta muy limitado ahora mismo. Si quieres hacer un viaje, por ejemplo entre Madrid y Barcelona ahora mismo, con mi coche, que es eléctrico, lo normal es que tardes doce horas en un viaje que normalmente tardarías cinco. Y encima con estrés, porque si llegas al punto de recarga y está desconectado o averiado, o en revisión u ocupado… pues es un fastidio considerable. No hay una infraestructura ahora mismo que fomente el uso del coche eléctrico. El único uso que hay ahora mismo es en las grandes ciudades, en Madrid y en Barcelona. Madrid ahora mismo acapara casi la mitad de las matriculaciones de coches eléctricos y además sigue siendo un porcentaje muy pequeño”.

¿En qué consiste el programa Reimagine?
“Es una nueva visión estratégica de Jaguar y Land Rover. Es una revisión de qué es lo que quiere Jaguar Land Rover ser como marca, qué productos quiere tener y estamos ya en pleno trabajo. De hecho ya hemos comunicado que Jaguar pasará a ser una marca cien por cien eléctrica bajo un concepto que se llama -Modern Luxury-, que viene a ser lujo moderno, más bien modernismo. Si lo equiparamos con algo conocido, el modernismo es una tendencia arquitectónica con diseños muy simples, fáciles de entender pero con una prestancia, lujo y durabilidad por encima de la media. Eso es lo que pretendemos hacer en diseño. Y Land Rover seguirá siendo lo que es en esencia, Land Rover tiene que tener capacidades off road siempre, de por vida, es su DNA, pero electrificaremos poco a poco la gama, hemos anunciado hasta seis nuevos modelos eléctricos en los próximos seis años. Vamos a ser eléctricos cien por cien, evidentemente cada marca con su personalidad cada marca con su definición de producto y cada marca con sus objetivos propios”.

Hemos escuchado que un cliente podría perder la garantía de su hibrido enchufable si no lo carga habitualmente, ¿es cierto?
“Es correcto. La batería hay que cargarla habitualmente y si no se carga empiezan a desconectarse y fallar componentes del vehículo. Hemos tenido algún cliente que ha comprado un coche por la etiqueta cero y no lo ha cargado nunca y se le han empezado a desconectar el aire acondicionado. Este es el fallo típico por no cargar de forma regular la batería. El cliente lo achaca a problema de calidad cuando en realidad es un problema suyo de comportamiento por no cargar la batería. Es un uso deficiente y por eso, si el servicio de diagnosis comprueba que en más de un año no se ha cargado nunca la batería el cliente pierde la garantía del vehículo. Creo sinceramente que si no vas a cargar la batería mejor cómprate un Diésel o gasolina, pero no te compres un hibrido enchufable, no tiene ningún sentido, simplemente por llevar una etiqueta y engañar a todo el mundo porque al final lo que estás haciendo es consumir más combustible, te engañas a ti mismo y al resto de la gente. Creo que si te quieres compara un híbrido enchufable cómpratelo con todas las consecuencias. Además, si no lo cargas diariamente pierdes 100 CV de potencia, lo que resulta un tanto estúpido y además vas a consumir el doble de combustible y vas a emitir a las atmósfera el triple de CO2… no tiene ningún sentido”.

Y también hay más garantía…
“En Jaguar hemos extendido la garantía actual de tres a cinco años a partir del 1 de octubre. Es un proyecto experimental que estamos haciendo en España, Portugal, Bélgica y Holanda, y tiene un límite de 150.000 km. Consideramos que es lo conveniente para un cliente que se compra un Jaguar en especial por la tranquilidad que te da tener cinco años de garantía. Además la garantía te baja los costes de utilización del vehículo y eso es muy interesante a la hora de compra a través de empresa. Vamos a ver cómo el mercado acepta esta iniciativa y en función de los resultados que obtengamos decidiremos si lo extendemos a Land Rover”.