Deportes

Rallye Villa de Adeje: Victoria con maestría e inteligencia de Enrique Cruz

Enrique Cruz logra su primera victoria nacional

La segunda etapa del XXX Rallye Villa de Adeje, BP Tenerife Trofeo CICAR confirmó el dominio de Enrique Cruz y Yeray Mújica. Sin algaradas, sin aspavientos. Triunfo logrado a cocina lenta. Tramo a Tramo, el de Ford se llevó su primera victoria en el “nacional” con maestría y dominio.

En los primeros metros era Ares quien se ponía al frente de la clasificación pero el de Hyundai no pudo aguantar el ritmo de “pico y pala” impuesto por el tinerfeño. Cruz le robaba la cartera en la segunda especial y comenzaba a marcharse poco a poco, hasta acabar la etapa con la noticia de la retirada del gallego por salida de carretera mediado el último tramo de la noche.

La pareja Cruz-Mújica se iban a dormir con una “cómoda” renta de quince segundos sobre Pernía y Lemes y, una segunda jornada de carrera con cien kilómetros de lucha contra el crono.

Pero el modus operandi del campeón canario en título era impecable. Mostraba un ritmo alto pero intentando asegurar la mecánica y preservarse de posibles errores. Ritmo que le llevaba a marcar los mejores tiempos en el primer bucle de la mañana, llevando la ventaja hasta el medio minuto y administrar, con sabiduría, la renta en el último bucle entrando en la plaza de España como ganador de la trigésima edición del Adeje.

GUERRA POR EL RESTO
Donde había algo “más de chicha” era en la pelea por el resto de plazas del pódium. El día empezaba con Pernía con cuatro segundos por delante de Lemes. En la especial de Fasnia el conejero, en su estreno con el Citroën, se ponía a sólo siete décimas del cántabro y ya, en Arico, le superaba abriendo hueco, poco a poco, hasta llegar al ecuador del día con cinco segundos que mantenía hasta el final.

Miguel Suárez realizaba una carrera extremadamente regular y se convertía en la sombra de los hombres del pódium. Siempre a un suspiro de la cabeza y con varios scratch en su haber y, sobre todo, sumando experiencia y kilómetros con el Fabia R5. Comenzaba segundo absoluto en las dos primeras cronometras y, a partir de Arguayo, se quedaba un pasito por detrás de la cabeza pero siempre al acecho. El cuarto puesto, tercero entre los canarios no debe saberle a poco.

TOP TEN
A partir de aquí pocas novedades clasificatorias. José Luís Peláez lograba acabar en la quinta plaza tras un accidentado inicio con el Polo R5. Luis Vilariño (Skoda) y Francisco López (Hyundai) se colocaban a continuación sumando puntos para el SuperCER.

Angel Bello veía lastrada su carrera por una penalización de un minuto. Fariña volvía a marcarse una carrera épica, sin errores, dominando entre “los pequeños” con el 208 R2. Cierra el top ten Fran Suárez con el Ford R5.s.