Novedades

Dos SUV eléctricos en formato compacto: Audi Q4 e-tron y Audi Q4 Sportback e-tron

El Audi Q4 e-tron y el Audi Q4 Sportback e-tron son los primeros SUV eléctricos compactos de la marca de los cuatro aros.

Se trata de dos versátiles vehículos todocamino para el uso diario que transfieren el diseño progresivo de los prototipos a la producción en serie y que pueden conducirse sin emisiones. Ambos modelos impresionan por el espacio interior y por la incorporación de soluciones pioneras en el manejo del infotainment y los sistemas de asistencia. El head-up display con realidad aumentada conecta el mundo virtual con el real de
una manera totalmente nueva.

La gama ofrece tres motorizaciones, encabezadas por una variante quattro con una potencia máxima de 220 kW (299 CV). Las cualidades que todas comparten son la conducción libre de emisiones locales, una gran autonomía, tiempos de carga de alrededor de diez minutos para poder recorrer 130 kilómetros en condiciones ideales (WLTP) y el cómodo proceso de carga a
través del servicio de recarga e-tron Charging Service. El Q4 40 e-tron de propulsión trasera alcanza una autonomía de hasta 520 kilómetros en el ciclo WLTP. Su comercialización en Europa se iniciará en junio de 2021, con un precio de partida de 44.460 euros en España, donde el cliente puede beneficiarse de una ayuda de hasta 7.000 euros gracias al plan MOVES.
Un paso adelante en Audi: el diseño exterior

Con el Q4 e-tron y el Q4 Sportback e-tron, Audi lleva un paso más allá el lenguaje de diseño de sus modelos eléctricos. Los dos SUV compactos trasladan a la producción en serie las líneas mostradas por los Q4 concept y Q4 Sportback e-tron concept a principios de 2019. Sorprenden sus proporciones, con voladizos delanteros cortos, ruedas grandes y músculos prominentes y bien definidos. Todos los trazos están dibujados con la mayor precisión y el tratamiento de las superficies se ha estudiado al detalle. En el Audi Q4 Sportback e-tron, la línea del techo de estilo coupé termina en una parte trasera muy expresiva, donde un spoiler se ubica encima de la luna, que está dividida en dos partes. Este diseño progresivo típicamente Audi es tan funcional como aerodinámico: el coeficiente de resistencia del Q4 e-tron es de 0.28, mientras que el Sportback alcanza una cifra aún mejor, logrando un Cx de 0.26.

En opción, los dos SUV eléctricos pueden incorporar los faros Matrix LED, que iluminan siempre la carretera con la mayor intensidad posible sin deslumbrar al resto de usuarios de la vía. Las firmas lumínicas digitales son una novedad mundial: el conductor puede cambiar entre cuatro diseños distintos mediante el sistema MMI touch. Una banda de luz une los grupos ópticos traseros. Para la carrocería se ofrece una selección de ocho colores, incluida la nueva pintura metalizada violeta aurora. Los acabados exteriores disponibles son cuatro: básico, Advanced, S line y Black Line. Un vehículo para todo y para todos: movilidad eléctrica sin concesiones Gracias a su versatilidad, el Audi Q4 e-tron y el Q4 Sportback e-tron son los compañeros perfectos en cualquier situación. Con 4,59 metros de longitud, ofrecen a los pasajeros un amplio interior,

más allá de los límites conocidos en su segmento. La habitabilidad es, en ambos casos, comparable a la de un SUV de gran tamaño, dado que no hay túnel central. La sensación de amplitud no se limita solo a los asientos delanteros; también en la parte trasera los ocupantes disfrutan de un generoso espacio para las piernas, gracias a las ventajas que aporta la plataforma MEB, diseñada para vehículos eléctricos. En lo que respecta a los huecos portaobjetos del interior, los modelos Q4 e-tron destacan por un volumen de almacenamiento total cercano a los 25 litros. En este apartado, los espacios para guardar botellas, integrados en la sección superior de las puertas, son otro aspecto destacable: dan cabida a botellas de hasta 1 litro, que quedan al alcance del usuario.

El maletero también ofrece más espacio del habitual entre los SUV compactos, con cifras propias del segmento superior: dependiendo de la posición de los respaldos traseros, el volumen se sitúa entre 520 y 1.490 litros en el Q4 e-tron; y entre 535 y 1.460 litros en el Q4 Sportback e-tron, que cuenta con portón de apertura eléctrica de serie. Ambos modelos pueden remolcar hasta 1.000 kilogramos (con freno y hasta una inclinación del 12%); las versiones quattro elevan esta cifra hasta 1.200 kilogramos.

La elevada autonomía es una cualidad destacada en los nuevos modelos eléctricos de Audi: el Q4 40 e-tron puede cubrir distancias de hasta 520 kilómetros (WLTP) con una sola carga de batería. Gracias a una potencia de carga máxima de 125 kW, en condiciones ideales puede obtener suficiente energía para recorrer unos 130 kilómetros en apenas diez minutos. Con la aplicación myAudi, el propietario puede controlar el proceso de carga en casa y la pre-climatización del coche desde un smartphone.

Ideas innovadoras para una nueva era: el interior y los sistemas de control El interior de estos dos modelos SUV eléctricos compactos es espacioso y tiene un diseño minimalista, con la consola orientada al conductor. Está divida en áreas separadas e integra dos pantallas que, además de funcionales, se presentan como elementos de diseño. En la parte delantera, en el lado del pasajero, encontramos una superficie decorativa que, de manera opcional, puede ir cubierta de un tejido técnico innovador que contiene una proporción de materiales reciclados. Estará disponible poco después del lanzamiento al mercado. Una superficie horizontal independiente alberga el selector del cambio. La tapicería de los asientos, que contiene grandes cantidades de poliéster reciclado, está disponible para el acabado interior deportivo S line. En cada asiento se utilizan alrededor de 26 botellas PET recicladas de 1,5 litros. También es totalmente nuevo el volante, con sus superficies táctiles que sirven al conductor para controlar la instrumentación digital. El sistema de infotainment y la navegación se manejan principalmente desde la pantalla táctil central del MMI, que a finales de año estará disponible en una versión con un tamaño de 29,5 cm (11,6 pulgadas). La tercera interfaz operativa es el sistema de control de voz con reconocimiento de lenguaje natural.

En opción, los Audi Q4 e-tron y Q4 Sportback e-tron pueden ir equipados con otra innovación a bordo: el head-up display con realidad aumentada, que superpone la información de los sistemas de asistencia y los símbolos de navegación en el escenario real que el conductor tiene a su alcance de una manera perfectamente integrada. Esta información se muestra de forma dinámica en un gran campo de visión, dentro de una imagen virtual flotante, que simula estar a una distancia de aproximadamente diez metros o más del conductor, creando un efecto fascinante. Totalmente digital: el Q4 e-tron es un dispositivo de movilidad eléctrica Los modelos Q4 e-tron ofrecen una experiencia de usuario completamente digital. El sistema de infotainment se estructura en tres niveles: MMI, MMI plus y MMI pro. Según la configuración, pueden incluir diferentes funciones, como el head-up display con realidad aumentada y el Audi virtual cockpit plus. Entre los elementos opcionales se pueden elegir los servicios online de Audi connect, incluido el planificador de rutas e-tron, que determina el mejor camino a seguir teniendo en cuenta la infraestructura de carga pública. En el apartado de sonido, el equipo de audio Sonos llega como una novedad que eleva la tecnología y el diseño a una nueva dimensión.

Para ciudad y larga distancia: diferentes opciones mecánicas, de batería y de carga La gama de los dos nuevos SUV eléctricos cubre la demanda de clientes muy diferentes, desde
aquellos que se mueven por la ciudad en sus desplazamientos cotidianos hasta los que suelen recorrer largas distancias. Existen dos variantes de batería y tres motores a elegir. La batería compacta del Q4 35 e-tron tiene una capacidad neta de 52 kWh (55 kWh brutos); en los Q4 40 etron y Q4 50 e-tron quattro la capacidad es de 77 kWh netos (82 kWh brutos).
El Q4 35 e-tron y el Q4 40 e-tron cuentan con un motor eléctrico que impulsa las ruedas traseras, con una potencia de 125 kW (170 CV) y 150 kW (204 CV), respectivamente. La versión tope de gama, el Q4 50 e-tron quattro, dispone de dos motores eléctricos, de manera que el modelo ofrece una tracción total eléctrica. La potencia máxima en este caso es de 220 kW (299 CV), que le permite cubrir la aceleración de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos y alcanzar una velocidad máxima (limitada electrónicamente) de 180 km/h. Para una mayor eficiencia, el motor delantero entra en acción solo cuando se demanda una gran capacidad de aceleración o si se necesita mucho agarre. Otro factor importante en este sentido es el sistema inteligente de recuperación de energía, que tiene en cuenta los datos de navegación y topográficos. La bomba de calor opcional aprovecha el calor residual de la batería y el aire del ambiente para climatizar el interior, lo que contribuye a aumentar la eficiencia, especialmente en los recorridos más largos.

Los dos nuevos SUV eléctricos de Audi se pueden cargar con diferentes potencias dependiendo de la batería, usando corriente alterna (CA) y corriente continua (CC). La batería compacta admite hasta 7,4 kW con corriente alterna y hasta 100 kW cuando se usa la carga HPC (carga de alta potencia) con corriente continua. De serie, la batería más grande permite hasta 11 kW con CA y hasta 125 kW con HPC.

El Servicio de carga e-tron Charging Service da acceso a cerca de 210.000 puntos de carga públicos en 26 países europeos, de los cuales 4.400 son puntos de carga rápida HPC (a partir de abril de 2021), accesibles con una misma tarjeta. Con la tarifa transit, los clientes que compran el Q4 e-tron no tienen que pagar ninguna cantidad fija durante el primer año. Además, se pueden beneficiar de las condiciones preferentes de la red IONITY: el kilovatio hora cuesta 31 céntimos, un descuento de casi el 60% respecto a la recarga sin el servicio de e-tron Charging Service.

Conectividad inteligente: suspensión y sistemas de asistencia al conductor La batería de alto voltaje de los Audi Q4 e-tron y Q4 Sportback e-tron se encuentra ubicada entre los ejes, lo que garantiza un centro de gravedad bajo y una distribución equilibrada del peso. Por su parte, los sistemas de control para la transmisión y la suspensión funcionan en estrecha colaboración. Todo ello da como resultado una conducción segura, deportiva y confortable. Opcionalmente, Audi ofrecerá una suspensión deportiva para todas las versiones Q4 e-tron que reduce la altura de la carrocería en 15 milímetros (de serie en las versiones S line). Además, está disponible el sistema Audi drive select con diferentes modos de conducción (de serie en la carrocería Sportback), así como la dirección progresiva, que se vuelve más directa a medida que aumenta el ángulo de dirección (de serie en las versiones quattro). La suspensión con control de amortiguación, asociable a todos los motores, proporciona una dinámica aún más versátil. En el catálogo de llantas, cuyo diámetro varía entre 19 y 21 pulgadas, se ofrecen algunos diseños aerodinámicos que juegan un papel importante en la mejora de la eficiencia.

Los dos nuevos modelos compactos eléctricos de Audi cuentan con una amplia gama de sistemas de asistencia a la conducción como parte de la dotación de serie. Entre ellos, el asistente de eficiencia predictiva, que ayuda a conducir con anticipación para optimizar el consumo de energía. Los sistemas opcionales, igual que muchos otros elementos de equipamiento, se agrupan en paquetes. El sistema más destacado aquí es el asistente de conducción adaptativo, que ayuda al conductor con el guiado longitudinal y lateral del coche a cualquier velocidad. Las cámaras de entorno son de gran ayuda cuando se conduce por la ciudad y, especialmente, al aparcar.

Lanzamiento en verano: precios

El Audi Q4 e-tron llegará a los mercados europeos en junio de 2021 y el Q4 Sportback e-tron lo hará a finales del verano. En España, el precio de partida para el Q4 35 e-tron parte de 44.460 euros. Las versiones Sportback costarán aproximadamente 2.000 euros más.

La sostenibilidad en el punto de mira: el Q4 e-tron ofrece una huella neutral de CO2 Eliminar, minimizar o compensar las emisiones inevitables. Esta es la idea de Audi, que produce el
Q4 e-tron y el Q4 Sportback e-tron con una huella de carbono neutra. La planta de Zwickau utiliza electricidad verde, mientras que los proveedores de celdas de batería también deben utilizar solo este tipo de electricidad en sus procesos de producción. Las emisiones residuales se compensan con proyectos de protección climática certificados por el TÜV que cumplen con los estrictos requisitos de “The Gold Standard Foundation”.

Junto con sus proveedores, Audi se compromete firme y sistemáticamente a actuar con responsabilidad en todos los proyectos de sus vehículos. Desde de 2017, la compañía revisa la
actividad de sus socios mediante un sistema de calificación de sostenibilidad desarrollado para garantizar procesos de producción que optimizan recursos y el cumplen los estándares sociales.