Deportes

Audi competirá en el Rally Dakar

Audi afronta uno de los grandes desafíos del mundo del motor. La marca de los cuatro aros competirá por primera

vez en el famoso Rally Dakar en 2022 con un prototipo innovador. El concepto de propulsión alternativa combina el sistema de propulsión eléctrico con una batería de alto voltaje y un convertidor altamente eficiente. Las competiciones de rally-raid se convertirán en la punta de lanza del programa deportivo de la marca en el futuro.

“El compromiso multifacético con el deporte de motor es, y seguirá siendo, una parte integral de la estrategia de Audi”, declara Markus Duesmann, Presidente del Consejo de Administración y responsable de Desarrollo Técnico y Líneas de Producto de AUDI AG. “En el futuro, queremos continuar poniendo en valor el eslogan de la marca, A la Vanguardia de la Técnica, al más alto nivel en el mundo del motor, y desarrollar tecnologías innovadoras para nuestros coches de calle. El rally más duro del mundo es el escenario perfecto para conseguirlo”.

Después de numerosos éxitos internacionales en múltiples categorías, Audi regresa a los rallies, una disciplina que marcó el inicio de su exitosa historia en el mundo del motor y donde la marca presentó la revolucionaria tracción quattro en 1981. Hoy, la tracción a las cuatro ruedas también garantiza la máxima seguridad en los modelos de producción de Audi, incluyendo los eléctricos e-tron.

Al elegir un coche para el Rally Dakar propulsado por energías alternativas, Audi se enfrenta a las condiciones más extremas. El prototipo de la marca de los cuatro aros utilizará un potente sistema de propulsión eléctrico con una batería de alto voltaje que puede ser cargada según sea necesario durante la conducción utilizando un motor TFSI de alta eficiencia como conversor de energía. El objetivo es mejorar permanentemente el rendimiento del motor eléctrico y de la batería en los próximos años; la experiencia acumulada en este proceso podrá ser aplicada posteriormente al desarrollo de los vehículos de producción.

Audi vuelve así a ser pionera en el deporte del motor, al convertirse en el primer fabricante de automóviles que se ha comprometido a la hora de desarrollar un concepto de vehículo con un sistema de propulsión alternativo para el Rally Dakar. En 2012, la marca de los cuatro aros logró la primera victoria de un vehículo híbrido en las 24 Horas de Le Mans con el Audi R18 e-tron quattro, que se mostró insuperable en la carrera de resistencia más importante del mundo durante tres ediciones consecutivas.

Desde 2014, Audi también ha cosechado éxitos en la Fórmula E, el primer campeonato de monoplazas totalmente eléctricos. Primero, como socio del equipo ABT Sportsline, al que une una larga relación; y desde 2017, como equipo de fábrica. Después de seis años, el equipo Audi Sport ABT Schaeffler es el más exitoso de la historia del campeonato, con 12 victorias y un total de 43 podios. Entre los mejores momentos en su participación en la Fórmula E está la consecución del título de pilotos en 2017 y el título de equipos en su primera temporada como equipo de fábrica, en 2018.

“La Fórmula E ha acompañado a Audi a lo largo de su proceso de transformación”, declara Markus Duesmann. “Hoy, la electromovilidad en Audi no es un sueño para el futuro, sino el presente. El Audi e-tron es ya un superventas en muchos mercados y con el RS e-tron GT, Audi pronto llevará el carácter deportivo de la propulsión eléctrica a la carretera”. Para 2025, Audi prevé que el 40 por ciento de sus ventas serán vehículos totalmente eléctricos e híbridos enchufables. “Por este motivo estamos dando un paso adelante en la electrificación de las competiciones del motor y hemos decidido enfrentarnos a las condiciones más extremas. La libertad técnica que nos ofrece el Rally Dakar nos proporciona un laboratorio perfecto en este sentido”.

El Rally Dakar reemplazará en los planes deportivos de Audi a la Fórmula E, cuyo compromiso como equipo de fábrica finalizará tras la temporada 2021, aunque los equipos cliente seguirán utilizando el sistema de propulsión desarrollado por Audi más allá del próximo año.

Las carreras cliente seguirán siendo el segundo pilar dentro del programa de competición de AUDI AG en el futuro. El departamento de carreras para clientes de Audi continuará ofreciendo a los equipos una amplia gama de modelos, así como asistencia en competiciones de todo el mundo. Entre las actividades previstas se encuentra la participación con el Audi R8 LMS en importantes carreras de resistencia como las 24 Horas de Nürburgring, y en competiciones internacionales como el Intercontinental GT Challenge.

“También estamos valorando la participación en otros certámenes de talla mundial”, anuncia Julius Seebach, Director de Audi Sport GmbH. “Continuamos pensando en los deseos de nuestros clientes mientras configuramos la estrategia del futuro, claramente centrada en la electrificación y en la movilidad neutra en emisiones de carbono. Por ello, también estamos preparándonos para entrar en la nueva categoría de prototipos LMDh, que nos permitirá competir en carreras tan importantes como las 24 Horas de Daytona o las 24 Horas de Le Mans. El mensaje más importante para nuestros seguidores es que el deporte de motor continuará jugando un papel importante para Audi”.

Cambios en la organización de Audi Motorsport

En el curso de su transformación, AUDI AG también reposiciona su organización en Motorsport. Los departamentos de competición de fábrica y para clientes ya están fusionados con éxito en la estructura de Audi Sport GmbH. Su director, Julius Seebach, asumirá también a partir del 1 de diciembre de 2020 la responsabilidad sobre las actividades internacionales de la compañía en competición. Dieter Gass, que ha ocupado distintos puestos directivos en Audi Sport durante casi diez años, y ha participado en los éxitos de la marca como Director de Audi Motorsport entre 2017 y 2020, se dedicará a nuevas tareas en el futuro tras la conclusión del programa de fábrica en el DTM. La estrecha integración del deporte del motor con el departamento de Desarrollo Técnico bajo la dirección de Oliver Hoffmann permanecerá sin cambios.

“Estoy convencido de que Julius Seebach es la persona adecuada para el reposicionamiento de nuestras actividades en competición”, declara Markus Duesmann, CEO y responsable de Desarrollo Técnico de AUDI AG. “En nombre de todo el Consejo de Administración, quiero agradecer a Dieter Gass sus incansables esfuerzos. Por encima de todo, representa el increíble éxito que hemos tenido en el DTM, especialmente en los dos últimos años. Pero Dieter Gass también es responsable de nuestra exitosa entrada en la Fórmula E. Yo mismo he estado vinculado al deporte del motor casi toda mi vida, y sé cuánta pasión y compromiso personal son necesarios para alcanzar el éxito en este tipo de competiciones”·

“La final del DTM en Hockenheim fue un momento muy emotivo para mí”, explica Dieter Gass. “El DTM ha formado parte de mi vida durante los últimos ocho años, una etapa muy intensa durante la cual mi familia no pudo verme muchos fines de semana. Por ello, el final de la era del DTM como todos lo conocemos es una buena oportunidad para que yo también empiece algo nuevo. Me gustaría dar las gracias a todo el equipo, a nuestros pilotos y a nuestros socios. Estoy muy contento de que el deporte del motor siga siendo una parte importante de la estrategia corporativa de Audi en el futuro; y estoy convencido de que Audi Sport seguirá cosechando éxitos”.