Sociedad

Diez cosas que hacen diferente y muy especial al Ford Puma ST

El Ford PUMA ST es un coche diferente, por dimensiones, por concepto y también por comportamiento.

Como dicen en Ford es el primer SUV Performance de la marca americana y sin duda añade el picante y diversión que requieren este tipo de coches.

El Ford Puma lleva meses en el mercado con buenos resultados en ventas y una gran aceptación por parte del público, que da un gran valor a ese medio camino entre un SUV y un turismo. Un híbrido en su arquitectura que toma lo mejor de ambos segmentos para ofrecer algo diferente. La alta cintura de la carrocería del Puma y el diseño SUV lo hacen más cómodo para el día a día, para subir y bajar del habitáculo, para dominar con soltura el terreno, mientras que es lo suficientemente bajo como para sentir la carretera y sus curvas gracias al deportivo bastidor desarrollado ahora por los especialistas de Ford Performance.

Dicho de otro modo: “Los entusiastas de la conducción deportiva no se van a conformar con menos emoción sólo porque la vida exige un coche más ‘sensato’. La prioridad era que el Puma ST fuese tan estimulante y potente como cualquier ST de Ford. El resultado es un auténtico ST oculto en un chasis SUV. El Puma ST tiene el rendimiento para estar codo con codo con las leyendas de Ford Performance”, sentencia Stefan Muenzinger, director de Ford Performance en Europa. Y estas son las claves que lo hacen especial:

  1. Imagen deportiva. Más allá del color Verde Mean exclusivo para la carrocería, destacan las imponentes llantas de aleación de 19 pulgadas y los asientos Recaro, tan envolventes y seguros como un asiento de competición.
  2. Tecnología de vanguardia: El Puma ST monta el motor EcoBoost de 1,5 litros y ¡200 CV! Un sofisticado motor de aluminio, de gasolina, de tres cilindros, turboalimentado y con inyección de combustible a alta presión capaz de ofrecer un rendimiento y tacto de coche deportivo con una eficiencia de combustible ejemplar. La potencia máxima está disponible a 6.000 rpm y el par máximo, de 320 Nm, está operativo entre las 2.500 rpm y 3.500 rpm. Un motor muy lleno que ofrece un alto rendimiento desde la parte baja del cuentavueltas, aportando el turbo la alegría de funcionamiento en la zona media y alta del régimen de giro.
  3. Chasis optimizado: Un SUV hecho por los expertos de Ford Performance. Incluye barra de torsión un 40 por ciento más rígida que la del Fiesta ST, muelles de fuerza vectorial, lo que compensa el centro de gravedad más alto, configuración específica de barra la de torsión, barra estabilizadora y amortiguadores Hitachi de doble tubo y una respuesta de la dirección un 25 por ciento más rápida que la del Puma estándar.
  4. Alto nivel de prestaciones. Los 200 CV se traducen en una aceleración de 0 a 100 km/h de 6,7 segundos y una velocidad máxima de 220 km/h. No está nada mal.
  5. Frenos potenciados. Para ir rápido hay que frenar rápido. Se ha optimizado el sistema como corresponde a un genuino ST con discos delanteros de 325 mm y traseros de 271 mm. Es un incremento del 17 por ciento de su diámetro frente Puma estándar. Además, el potenciador de frenos es específico para esta versión por modulación, respuesta de alto rendimiento y capacidad de frenada.
  6. Dinámica deportiva: Sistema dinámico de conducción de Ford Performance para SUV. Este sistema incluye un eficaz diferencial de deslizamiento limitado (LSD) y muelles de fuerza vectorial. ¿Resultado? Optimiza la tracción delantera y minimiza el subviraje. Este diferencial mecánico opera asociado al Control de Par Vectorial, que mejora la respuesta tanto en superficies secas como mojadas haciendo su conducción fácil y accesible a todos los conductores.
  7. Modos de conducción: no siempre es Racing y nunca es aburrido. Los diferentes modos de conducción modifican el carácter del Puma ST y se adaptan a los estados de ánimo del conductor. En modo Normal la electrónica recurre a un funcionamiento estándar, incluida la dirección asistida eléctrica para una respuesta natural. En modo Eco la electrónica y el acelerador seleccionan máxima eficiencia de combustible. En el modo Sport todo está diseñado para el disfrute con una mejor respuesta del pedal del acelerador, la válvula de control de ruido se abre y se percibe el escape deportivo. Y luego está el ¡modo de circuito! Una genialidad de los técnicos de Ford que permite que todos los controles dinámicos se ajusten para conseguir el mejor tiempo de vuelta, para lo que se desactiva el control de tracción y las intervenciones del control de estabilidad se reducen para llegar al modo de deslizamiento amplio… Para obtener la mejor experiencia de conducción, el control de estabilidad dispone de tres modos de uso; intervención total, modo de deslizamiento amplio con intervención limitada y desactivación total. Como los grandes deportivos.
  8. Sonido: El ruido del motor es importante y más en un ST. Así, la tecnología de válvulas de escape activas amplifica el sonido del motor de tres cilindros con un rugido realmente agradable. Los ingenieros de Ford Performance trabajaron la nota del sonido del escape para adaptarse al carácter deportivo de Puma ST, y lo consiguieron.
  9. Neumáticos ad hoc: Ford Performance trabajó con Michelin para desarrollar una especificación de neumáticos que debía complementar el chasis, muy mejorado, del Ford Puma ST. Los Michelin Pilot Sport 4S aprovechan la capacidad de tracción que ofrece el diferencial mecánico de deslizamiento limitado Quaife que diferencia el paquete Performance.
  10. Economía y eficiencia de combustible: El motor EcoBoost de 1,5 litros cuenta con la tecnología de desactivación de cilindros de Ford, puede prescindir automáticamente del suministro de combustible cuando no necesita toda su capacidad, como cuando navega al ralentí o en crucero a baja velocidad. Gracias a esto ahorra combustible como para dejar el gasto medio en 6 litros para cada 100 km y las emisiones de CO2 en 134 g/km.