Eléctricos

Opel continúa su electrificación: El Movano eléctrico llegará en 2021

Toda la gama de vehículos comerciales ligeros tendrá una versión electrificada a finales del próximo año

Nueve vehículos electrificados en los segmentos más importantes para finales de 2021

Habrá una versión electrificada de cada modelo de la gama para 2024

Opel continúa avanzando en su ofensiva de electrificación. Durante la “SHIFT Mobility Conference”, celebrada en Berlín, el CEO de Opel, Michael Lohscheller, ha anunciado que la marca presentará una versión eléctrica de la furgoneta Movano el próximo año. “Por lo tanto, ofreceremos una versión eléctrica de cada modelo en nuestra gama de vehículos comerciales ligeros ya desde 2021”, ha declarado Lohscheller.

Una versión electrificada del Opel Combo también estará disponible en los concesionarios desde el próximo año. Y el nuevo Opel Vivaro-e se entregará a los primeros clientes el próximo mes. “La electrificación es particularmente importante en el segmento de los vehículos comerciales ligeros”, asevera Lohscheller. “Ya sea como vehículo de reparto para la última milla o para su uso en la construcción: con los Combo, Vivaro y Movano, ofrecemos a nuestros clientes la opción de conducir sin emisiones en el centro de las ciudades en numerosas versiones personalizables”.

Opel también continúa con la rápida y sistemática electrificación de su gama de turismos. El Corsa-e 100% eléctrico y el Grandland X Plug-In Hybrid híbrido enchufable están disponibles en los concesionarios desde el primer trimestre de 2020. El familiar Zafira-e Life se ofrecerá próximamente en versión 100% eléctrica. Y el completamente nuevo Mokka, que representa el futuro del diseño de Opel como ningún otro modelo de la marca, también estará disponible con una versión completamente eléctrica desde su lanzamiento al mercado. Las versiones electrificadas del Opel Combo Life y del completamente nuevo Opel Astra también les seguirán el próximo año.

“El próximo año ofreceremos a nuestros clientes nueve modelos electrificados diferentes, con los que estaremos bien representados en los segmentos más importantes”, ha expuesto Michael Lohscheller. “Prometimos que ‘Opel será eléctrico’, y lo cumpliremos. Estamos asumiendo un papel de liderazgo en términos de CO2. También ofreceremos al menos una versión electrificada en cada uno de nuestros modelos para 2024”.

Con su ofensiva de electrificación, el enfoque en los modelos preparados para el futuro y una gran mejora de los eficientes motores de combustión, Opel ha reducido significativamente las emisiones de CO2 en los últimos años. La marca del rayo ya había reducido las emisiones medias de su gama en 20 gramos a finales de 2019, en comparación con las cifras de finales de 2018. Además, en el primer semestre de 2020, Opel logró reducir las emisiones de CO2 de sus vehículos en Alemania un 13,5 por ciento frente al mismo periodo del año anterior; lo que supone la mayor reducción de todos los fabricantes con al menos un dos por ciento de cuota de mercado.

El anuncio del Movano eléctrico marca el siguiente paso en el continuo empuje de Opel en la movilidad eléctrica y la reducción de las emisiones de CO2. Junto con Groupe PSA y Total, a través de su filial Saft, Opel ha firmado un acuerdo para la creación de la joint venture “Automotive Cells Company”. Con esta asociación los participantes se preparan para convertirse desde 2023 en un gran actor a nivel mundial en el desarrollo y fabricación de baterías de alto rendimiento para la industria de la automoción. El centro de I+D en Burdeos y el centro piloto en Nersac (Francia) ya han comenzado a desarrollar las nuevas tecnologías para las baterías de elevadas prestaciones de iones de litio. Al final de esta fase de I+D está previsto poner en marcha su producción en dos “gigafábricas”, en Douvrin (Francia) y Kaiserslautern (Alemania).

Además, el fabricante de automóviles de Rüsselsheim ya ha instalado 350 puntos de carga para su creciente flota de vehículos eléctricos en su ciudad de origen.