Sociedad

Los secretos de la belleza funcional del Lexus LC Cabrio

¿Qué hace falta para crear “el descapotable más bello del mundo”? Para el equipo que está detrás del nuevo Lexus LC Cabrio, para hacer realidad ese sueño se necesitaba mucho más que un simple cambio del techo fijo del coupe LC por una capota de lona.

Nadie pasa por alto los claros vínculos familiares entre estos dos increíbles modelos pero, en realidad, según los responsables del proyecto, lo que más cuenta son los detalles bajo la superficie.

Al escuchar al diseñador jefe Tadao Mori y al ingeniero jefe Yasushi Muto, queda clara enseguida la complejidad de la tarea que afrontaron. La obsesión por encontrar una forma de guardar el techo y conseguir al mismo tiempo un elegante extremo posterior fue seguramente la tarea más dura.

“Nuestro principal reto fue siempre que la línea del maletero no subiera demasiado, y disponer aun así de espacio para equipaje y para guardar la capota”, explica Mori. “Con otros fabricantes, a menudo se ve una línea posterior más alta, pero queríamos que la imagen de este descapotable fuera imponente, manteniendo la mejor silueta posible tanto con el techo subido como bajado. La verdad es que estamos muy orgullosos de haber podido mantener tan bajas las aletas posteriores, que transmiten la sensación de un centro de gravedad más bajo”.

No era tarea fácil, implicaba plegar el techo en lo que parecía un espacio imposiblemente reducido detrás de los asientos traseros.

“Para que fuera posible, cada pliegue del techo debía tener unas dimensiones distintas, así que tuvimos que diseñar un mecanismo complejo y singular”, explica Muto. Se trata del primer descapotable producido por Lexus, y el equipo colaboró estrechamente con el proveedor especializado austriaco Magna para conseguir un resultado perfecto.

La ingeniosa estructura compacta no es el único aspecto especial del techo del LC Cabrio; la forma en que se abre y se cierra es también otra expresión de la calidad de Lexus. “Al activar la apertura o el cierre el techo, se observa una breve pausa al principio y al final de la secuencia, y un movimiento más rápido en medio”, comenta Muto. “Es algo intencionado, una manera de transmitir elegancia en las partes móviles que ha formado parte del ADN de Lexus desde el principio, ya en la primera generación de la berlina LS”.

No hay valor alguno en un vehículo precioso pero con el que resulta imposible vivir; es preciso un equilibrio, pues, entre la belleza y la funcionalidad. “El equilibrio en sí mismo no es difícil de entender –lo denominamos belleza funcional–, pero conseguirlo no fue para nada sencillo”, confiesa Muto. “Por ejemplo, tuvimos que añadir refuerzos para que la carrocería no perdiera rigidez, pero tampoco podíamos perder espacio para poder guardar el techo. Así pues, desarrollamos un nuevo soporte para la suspensión trasera a base de aluminio, que ofrece una buena rigidez pero también resulta compacto. Este diseño también nos ha ayudado a conservar la hermosa silueta del vehículo”.

A los dos les encanta conducir con la capota bajada –de hecho, Mori tuvo un deportivo MG clásico durante más de una década– y les entusiasma la sensación especial de libertad y conexión con el entorno natural. Preguntado por su aspecto favorito del nuevo modelo, Muto responde: “Al conducir por una carretera de curvas y pisar el acelerador o el freno para que el vehículo cambie de marcha, me encanta el sonido del motor, directo, emocionante e inconfundible de una unidad V8 con aspiración natural. También me gusta particularmente la vista desde la parte posterior del vehículo, ya que se aprecia cómo el diseño interior se fusiona con el exterior para crear algo de gran belleza”.

Para Mori, el placer proviene de los detalles: “Por ejemplo, el botón para abrir y cerrar el techo está oculto en un reposabrazos, como una pequeña piedra preciosa. No queda a la vista, sino que es un control especial que nadie más ve. Los asientos, por su parte, también son de calidad deportiva, revestidos de cuero con unas perforaciones especiales que no solo resultan prácticas, sino que también crean un hermoso patrón y una sensación de gran calidad”.

Y ¿habrá más descapotables Lexus en el futuro? “Si quieren uno, ¡no tienen más que decírnoslo!”, exclama Muto.