Sociedad

Highway Driver Assist, para viajar con seguridad

Situaciones de tráfico complejas se vuelven más seguras gracias al apoyo de las tecnologías automáticas de ayuda a la conducción.

Los Nuevos C4 y Ë-C4 – 100% ëlectric y el SUV Citroën C5 Aircross ofrecen 20 tecnologías de ayuda a la conducción, incluyendo algunas especialmente eficaces para la conducción en carreteras rápidas y autopistas.

Gracias al sistema Highway Driver Assist, dispositivo de conducción autónoma de nivel 2, la seguridad a bordo cuenta con la reactividad de avanzados sistemas de última generación.

Tráfico intenso, cansancio o pensamientos que se cruzan en la mente son solo algunas de las causas que pueden provocar una distracción que podría afectar a la seguridad de nuestro automóvil y de su carga más preciada: las personas a bordo. Según las estadísticas, el descuido de otros automovilistas también juega un papel decisivo. Por lo tanto, la capacidad de reaccionar de manera oportuna es fundamental para recuperar situaciones que podrían complicarse en cuestión de segundos. Es por ello que la reactividad de las ADAS, sistemas automáticos de ayuda a la conducción, se manifiesta más rápidamente que la de la persona que conduce, aunque esté en estado de alerta.

La gama Citroën destaca por ofrecer un buen número de sistemas de ayuda a la conducción en todos sus modelos. Sin ir más lejos, el SUV C5 Aircross y su versión híbrida enchufable SUV C5 Aircross Hybrid, disponen de 20 tecnologías de última generación al servicio de la seguridad y el bienestar a bordo; un número que comparten con los Nuevos C4 y Ë-C4 – 100% ëlectric fabricados en Madrid. En ellos destaca la presencia de un sistema de conducción autónoma de nivel 2, el Highway Driver Assist,.

En la base de las reacciones oportunas proporcionadas de manera autónoma por estos sistemas, encontramos una cámara situada en la parte superior del parabrisas combinada con un sensor de radar integrado en el parachoques delantero.

El seguimiento de lo que sucede desde la parte delantera del coche representa el primer paso para proporcionar información a los diferentes sistemas de asistencia que comparten la posibilidad de intervenir de forma autónoma y rápida. Su intervención abarca diferentes situaciones de circulación, desde el tráfico lento de la ciudad hasta el viaje rápido por autopista. En este segundo caso, el campo de acción es aún más completo.

El SUV Citroën C5 Aircross y los Nuevos C4 y Ë-C4 100% ëlectric permiten ajustar su velocidad adaptándose a la del vehículo que se encuentra delante, manteniendo la distancia de seguridad establecida por la persona que conduce.

El regulador de velocidad adaptativo con función Stop & Go agrega la gestión automática de los frenos y del acelerador. En este caso, el sistema mantiene la distancia de seguridad previamente establecida por la persona que conduce hasta que el vehículo se detiene por completo y luego se reinicia automáticamente, sin la intervención de éste. Esta función actúa en un amplio rango de velocidades, de 30 a 180 km/h, con la posibilidad de limitar también la aceleración en curvas.

La alerta activa de cambio involuntario de carril tiene una eficacia similar: el sistema identifica las líneas de división en la carretera y corrige la trayectoria del vehículo, advirtiendo a la persona que conduce cuando detecta el riesgo de cambio involuntario de carril sin que se haya activado el intermitente.

Junto con la transmisión automática EAT8, tanto el SUV Citroën C5 Aircross como los Nuevos C4 y Ë-C4 – 100% ëlectric ofrecen la función Highway Driver Assist, que también le permite establecer la posición del automóvil en la carretera. El automóvil se encargará de la conducción, con la única salvedad de mantener las manos al volante,lo que confirma que se está concentradx en la carretera. El sistema combina el regulador de velocidad adaptativo con función Stop & Go y la alerta activa de cambio involuntario de carril, para gestionar la conducción de forma semiautónoma, en condiciones específicas de conducción. La persona al volante selecciona una velocidad y activa la alerta activa de cambio involuntario de carril a partir de 30 km/h. El sistema registra la posición del automóvil en la carretera (en el centro, a la izquierda o a la derecha, de acuerdo con los hábitos de conducción) y la persona que conduce ya no tiene que controlar la velocidad o la trayectoria porque el vehículo asumirá estas funciones. Es particularmente adecuado para carreteras de alta velocidad y autopistas, y permite delegar parcialmente la conducción mientras unx permanece concentradx en la carretera. De acuerdo con la legislación vigente, para mantenerlo activo, se debe mantener las manos en el volante (incluso si ya no es necesario dirigirlo). La persona al volante puede reanudar la conducción en cualquier momento desactivando la alerta activa de cambio involuntario del carril, tomando el control del volante o frenando.

El sistema Highway Driver Assist es un dispositivo de conducción autónoma de nivel 2 que representa un paso adelante hacia la conducción autónoma y está disponible de serie en las versiones Shine del SUV C5 Aircross.