Sociedad
Dejar un comentario

Nissan JUKE y como el diseño puede convertirlo en un icono

nissasEn el salón de Ginebra 2009, Nissan presentó el concept Qazana, que sentaría las bases de estilo del futuro Nissan JUKE.

En 2010 sale al mercado europeo la primera generación del JUKE, de la que se llegaron a vender casi de 1 millón de unidades en Europa.

A finales de 2019 se presenta en Barcelona, a toda la prensa española, la segunda generación del JUKE, que revoluciona de nuevo el segmento de los compactos, con un nuevo concepto Crossover Coupé.

Nissan comienza su aventura en el segmento de los crossover en el año 2002 con el Nissan Murano en los EE.UU. Este modelo, demasiado grande para el mercado europeo, le abrió las puertas en el segmento C europeo al Qashqai, que fue lanzado en el año 2007 y llegó a vender 100.000 unidades tan solo en su primer año de ventas.

Pero Nissan decidió no quedarse ahí, tomando una decisión que cambiaría el segmento B para siempre, exportando el concepto Crossover a otros segmentos. De esta manera, en el salón de Ginebra 2009, Nissan presenta el concept Qazana, que sentaría las bases de estilo del futuro Nissan JUKE.

Un año más tarde, llega a los mercados el Nissan JUKE, creando de cero el Segmento B-SUV. Esta primera generación presentaba unas líneas disruptivas y, como buen pionero en su segmento, lo hizo con un estilo y una personalidad muy marcados y definidos. Un vehículo que al principio pareció difícil de aceptar por el mercado pero que demostró una cosa: ser rompedor y disruptivo es esencial a la hora de innovar y, que crear un nuevo segmento, es posible.

Más allá de la función como medio de transporte para ir de un punto a otro, el JUKE trataba de escribir un nuevo código de diseño en el mercado, definido por un fuerte carácter deportivo, con prominentes pasos de rueda, unos grupos ópticos delanteros separados al estilo de los faros adicionales de los coches de rally, grandes volúmenes curvos e incluso unos faros traseros de boomerang inspirados en el 370Z, el deportivo coupé de Nissan. En definitiva, En el segmento B, la principal razón de compra para un potencial cliente es el diseño, así que más allá de la funcionalidad del vehículo, lo que verdaderamente atrapa, hoy por hoy, es “la personalidad” del coche.

Por esa razón, el Nissan JUKE está realmente creado por y para el cliente, ya que el diseño es una de las partes más importantes del vehículo. La distinción del vehículo por encima de los demás, la JUKEness como lo llamarón en Reino Unido, conforma un diseño disruptivo que, pese a no estaba pensado para gustar a todo el mundo desde el primer momento, con el paso del tiempo ha ido ganando adeptos hasta convertirse en el icono que es hoy.

Diez años más tarde, el JUKE sigue más vivo que nunca y se renueva con una generación mejorada y que pone al cliente, de nuevo, en el foco de su atención. El nuevo JUKE mantiene el carácter que lo distingue del resto de competidores del segmento.

Para su elaboración y diseño, se ha escuchado a los clientes y se han modificado aquellos aspectos en los que pedían mejorarlo, tales como el espacio para los pasajeros traseros o la capacidad del maletero. Asumiendo esas premisas iniciales, el nuevo diseño deportivo ha permitido jugar con unos trazos más rectilíneos en el perfil, con una nueva horizontalidad en el capó, facilitado por la nueva tecnología de faros led que incorpora y el reposicionamiento en la parte baja del frontal de los sensores de radar. Con esta nueva estructura, el diseño parte del frontal con la nueva parrilla V-Motion, más grande y que acompaña sus líneas por el capó, y define la estructura de doble burbuja del techo, al estilo de los deportivos clásicos coupé de los años 60. De nuevo, el JUKE se presenta al mercado revolucionando el segmento de los compactos y creando el nuevo concepto Crossover Coupé.

Para Francesc Corberó, director de comunicación de Nissan Iberia, “el Nissan JUKE ha marcado la pauta en el segmento B-SUV desde su lanzamiento en 2010, creando este segmento. Un segmento que sigue siendo el de mayor potencial en el mercado español y europeo, y para que el Nissan se ha preparado con la segunda generación de JUKE, con un nuevo diseño y convirtiéndolo en el Nissan más conectado de la historia, con el objetivo de liderarlo”.

Pero el diseño y la calidad de detalle no acaban en el exterior del coche. En el interior se ha tenido en cuenta también al cliente y sus necesidades del día a día, por lo que el nuevo JUKE incorpora la última tecnología de conectividad para interactuar con el usuario de la manera más avanzada y ergonómica posible, combinando materiales de alta calidad como la piel y el alcántara con una calidad de realización impecable.

Pero en Nissan creemos que nuestras diferencias son las que nos hacen más grandes, y es por ello que la posibilidad de personalización es otra de las características únicas de estilo que definen al JUKE. Como sabemos que lo más importante es disfrutar de nuestro coche y, muchas veces, llegar a sentirnos reflejados en él, desde que se lanzó el JUKE al mercado, se han podido hacer combinaciones casi infinitas de color en sus llantas, embellecedores exteriores, espejos retrovisores y tapicerías.

Además, hoy, el diseño ha alcanzado tal relevancia, que incluso existe un acabado en la gama dedicado única y exclusivamente a los fans del diseño y la deportividad: el grado N-Design, disponible en 15 combinaciones de pintura exterior bitono, equipado con llantas de 19” Akari específicas, asientos monoforma con pespuntes en contraste personalizados que además de tener un aspecto fantástico y ofrecer un enorme confort, también incorporan el innovador sistema de audio Bose Personal Plus, que genera un sonido envolvente de alta calidad, un salpicadero forrado a juego y una carrocería bitono con las molduras exteriores a juego con el color del techo.

Para Matthew Weaver, director de diseño de Nissan y diseñador responsable del JUKE, “el JUKE original llevó el diseño más allá de lo que podía considerarse convencional en 2009, adelantándose claramente a las necesidades de una sociedad cambiante, buscando la deportividad, la diferenciación y el optimismo en cada detalle. Con el nuevo modelo hemos querido mantener esa esencia original y adaptarla a las necesidades de los clientes de hoy, adaptando todas las nuevas tecnologías para dotarlo de una agilidad y seguridad del máximo nivel”.

El JUKE es, sin duda, no solo el vehículo más conectado de la historia de Nissan, sino el más claro exponente del nuevo código de diseño de la marca y en el que más se ha tenido en cuenta la opinión y las necesidades de todos y cada uno de sus clientes. La prueba fehaciente de que la innovación, el diseño y la disrupción van siempre de la mano

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s